CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Racismo/Terrorismo: El perverso juego de palabras

La lacra de la intolerancia

Tres personas murieron ayer en el ataque a un centro cultural kurdo en París perpetrado por un francés de 69 años que, ¡ironía del destino! Presume de que es racista.

La comunidad kurda en Francia y fuera de ella exige, a todas luces, infructuosamente, que se considere un atentado terrorista.

De hecho ¿no sería legítimo preguntarse sobre la diferencia entre racismo y terrorismo si ambos tienen por común una base de intolerancia y de xenofobia?

Ni el terrorismo debe ser “conservado” a unos a expensas de otros ni el racismo es propio de otros a expensas de unos.

Tanta monta, monta tanto. Sin el racismo nunca hubiera podido existir el terrorismo ni el radicalismo ni el extremismo.

Los racistas son terroristas y los terroristas racistas y no es tan complicado, como se afirma, entender que la intolerancia, base y pilar de ambos no tiene color, ni religión ni raíces ni identidad y el odio al/del prójimo es sinónimo y fuente tanto de racismo como del terrorismo.

Simple y perverso juego de palabras, dependiendo de la identidad del autor o autores.

Jihane.jedidi02@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page