Cronica desde Tinduf

“RASD” Por no haber existido nunca, jamás existirá Khalil R’Guibi

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

 ABC publicó ayer un articulo opinión de una experta europea en el que advierte contra el apoyo a la banda del Polisario “porque, según  ella,  equivaldría a apoya la disidencia en Cataluña”. En Cataluña y en toda Europa y en el mundo. Micro entidades prefabricadas a la medida, al servicio de la impostura, la expansión y las ambiciones geopolíticas.
La misma experta recordaba a los que lo hayan olvidado o fingen olvidarlo que el Sahara occidental no está ocupada “porque la ‘RASD’  nunca había existido ni ante, ni durante ni después de la colonización española”.
¿Qué queda? Más clara el agua y no va a ser ni Podemos ni todos los podemistas del mundo los que puedan cambiar o simplemente alterar parte de esta evidencia. El Polisario una fuerza marroquí
contra la ocupación española que Argelia ha “recuperado, instrumentalizado  y con vertido en instrumento para sus miras expansionista         s y su injustificable combate contra su vecino marroquí.
Y Marruecos que lo ha dicho en voz alta y en mayúscula: El Sahara es marroquí, fue siempre marroquí y será para siempre marroquí. Sus detectores están al borde de la locura y de la quiebra y no serán ni el régimen venezolano, o el CNA surafricano ni Podemos en España, todos en decadencia y en vías de extinción los que puedan  vencer al derecho internacional, a la razón y al sentido común.
La historia, la geografía y la geopolítica lo que es y no lo que algunos quieren que sean.
Show More

Related Articles

Close
Close