CrónicasFeatured

Reactivando el comercio y el desarrollo económico en el Norte ¿Se convertirá el sueño en realidad?

 El 25 de abril del año pasado 2017, publicamos aquí en Infomarruecos una carta abierta al señor el Wali de la región de Tánger-Tetuán-Alhucema,  con la propuesta de movilizar y reactivar  las reformas económicas y sociales en esta región.

Ayer publicamos una noticia sobre la aplicación de una decisión oficial marroquí de detener la exportación e importación a través del cruce de la ciudad ocupada de Mlilia, donde se espera, según las autoridades de este enclave, unas pérdidas de 100 millones de euros.
    Los dos cruces, tanto de Sebta como de Mlilia, son dos pilares muy importantes en la economía de los dos enclaves, pero también son dos puntos negros para la economía y el comercio nacional, y por supuesto para los empresarios marroquíes, sin contar con el desprecio de la dignidad de los marroquíes que se ven obligados a practicar el contrabando desde las dos ciudades.
    Es obvio que la decisión marroquí es un contexto de soberanía. Además da un aliento para la importación y exportación a través del puerto de Bani Ansar en la localidad de Nador, que va acompañada con una reducción del 30 % de los derechos de aduana para todos los productos que atracan en el puerto, donde los buques comerciales comenzaron a entrar  en el puerto después de la activación de la decisión, que antes y durante 60 años toda esta actividad se realizaba a través del puerto de Mlilia, con las dificultades de sacar la mercancía hacia el otro lado del cruce, o sea, hacia Nador.
   En la carta abierta, dirigida al Wali de la región, como alta autoridad representando al gobierno marroquí, he presentado una propuesta para abandonar la adopción del sistema de contrabando entre los dos puntos de cruce, Sebta-Tetuán y Mlilia-Nador, porque la actividad comercial en los dos puntos perjudica tanto a la economía nacional como a los empresarios marroquíes. Por lo cual, esta situación nos obliga a pensar y reflexionar sobre nuevos enfoques sociales y económicos que evitan a nuestros ciudadanos lo que sufren para buscar pequeños ingresos que protegen su dignidad y contribuyen en la estabilidad de sus vidas, las de sus hijos y de sus sucesores, además de proteger la economía nacional y reactivar las inversiones por parte de los empresarios marroquíes en esta región.
    El estado social y económico de la población en las dos ciudades ocupadas depende totalmente de los mercados comerciales frecuentados por marroquíes donde dejan diariamente millones de euros, deducidos de nuestro crédito financiero. El contrabando de las mercancías contribuye a enormes pérdidas para nuestros comerciantes y nuestras empresas,  además de la humillación a la dignidad de nuestros ciudadanos.
    Sabemos que estos factores y otros muchos más, entre ellos los relacionados con la unidad territorial marroquí, Marruecos tiene todos los datos, detalles y  números, pero no sabemos cómo tolerarla sin pensar en alternativas que, en primer lugar, sirven y benefician a Marruecos, en segundo lugar a los ciudadanos y evitando sus desventajas sobre la economía nacional en tercer lugar 
  Marruecos tiene algunas percepciones para enfrentar esta situación, pero sabemos que están relacionadas con otras sobre las relaciones bilaterales hispanomarroquies envueltas de una visión particular sobre estas relaciones que pueden afectarse con decisiones que puede Marruecos tomarlas para proteger sus fronteras y su economía, y que puedan tener negativos efectos sobre la economía de Sebta y Mlilia y su población. 
   Parece apropiado invitar a una reunión general de los empresarios ricos y las empresas de la región para estudiar un proyecto industrial y social con el objetivo de crear zonas industriales gigantes o polos de productividad  Multidisciplinarios, que, sin duda, contribuirán en la observación de todos  fenómenos del desempleo, pobreza y la vulnerabilidad social, también contribuirá a un gran renacimiento económico y social que cambiará todos los aspectos de la actual situación catastrófica.
 En el mismo contexto, se debe buscar una herramienta para que la prioridad del empleo sea para los hijos de la zona y sus jóvenes expuestos, desde hace muchos años, a la marginación y discriminación en su búsqueda de trabajo en los antiguos y nuevos  talleres, porque sufrieron y siguen sufriendo de la exclusión intencionada y sistemática.
Lo que necesitamos hoy, antes que mañana, es crear zonas industriales pegadas a Sebta y Mlilia para ofrecer puestos de trabajo a los desempleados, fabricar productos de competencia y luchar contra los que inundan el mercado local, regional y nacional. Entonces, no necesitaremos los productos de contrabando, ni habrá quien inunda el mercado con lo que podemos nosotros fabricarlo.
        Toda la región del norte pasó por tiempos difíciles durante más de 40 años, en algunas etapa han sido peores y muy malas, cuando un puñado de personas muy malas se apoderaron de la zona y la hundieron en actividades negras.
El Contexto
    Los empresarios marroquíes aplaudieron la decisión de las autoridades marroquíes de cerrar el paso  comercial con Mlilia a toda actividad de importación y exportación, para poder descargar los contenedores directamente en el puerto Beni Enzar de Nador, porque se necesitaba una línea marítima directa en este puerto.
     En el pasado los contenedores pasaban por el puerto de Mlilia y allí se producían retrasos en el paso de los camiones de mercancía.
   La decisión marroquí forma parte de una estrategia que venían preparando varios departamentos y ministerios marroquíes desde hace seis meses con el objetivo de luchar contra la economía informal y la evasión fiscal e impulsar la economía de toda la región y crear empleos.
     Entre los objetivos figura también relanzar la actividad comercial del puerto de Beni Enzar, que recibió hace una semana el primer contenedor comercial.
     La situación es más cómoda ahora. El puerto de Beni Enzar dispone de terminal y mecanismos para la carga y descarga de los contenedores.
    Desde principios de este mes de agosto se prohíbe el paso de mercancía documentada por el paso terrestre de Mlilia, por lo que toda la mercancía debería pasar por el puerto de Beni Enzar, conforme a una circular de la Administración de Aduanas marroquí al respecto.
 
 
 
Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page