Buenos días MarruecosCrónicasFeaturedIntegridad territorial

Reconociendo la marroquidad del Sáhara, EE.UU. no hizo más que decir en voz alta lo que otros Estados y el Consejo de Seguridad piensan (Le Monde)

Crónica

París – Map

Cuando EE.UU. afirmó, el 10 de diciembre, que la solución de la cuestión del Sáhara es una amplia autonomía, en el marco de la soberanía marroquí, no hizo más que decir en voz alta lo que piensan los demás Estados y también el Consejo de Seguridad de la ONU, dijo Rachid Lazrak, profesor emérito de derecho internacional, en una tribuna publicada en el diario francés « Le Monde ».

Desde que la Administración norteamericana expresó su apoyo al plan de autonomía propuesto por Marruecos sobre el Sáhara, varios defensores del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación expresaron su preocupación en la prensa. « Estos puntos de vista se basan a menudo en falsedades y en una ignorancia manifiesta de la historia del problema del Sáhara », estimó el académico marroquí en esta tribuna titulada « Sáhara Occidental: La ONU respaldó la solución de amplia autonomía propuesta por Marruecos ».

Lazrak, que repasa las diversas etapas, medidas y esfuerzos desplegados por el Reino desde su independencia para recuperar su integridad territorial, recuerda que « al asociar el territorio del Sáhara con el de Ifni, la ONU reconoció inequívocamente la soberanía de Marruecos sobre este territorio, salvo que España aceptó iniciar negociaciones para Ifni, que condujeron a su liberación en 1969, y aplazó la cuestión del Sáhara ».

En opinión del académico, si España hubiera aplicado las decisiones de la ONU, Marruecos podría haber recuperado su Sáhara, como hizo con Ifni, y no habría habido « cuestión del Sáhara Occidental » hoy en día.

No obstante, observó, « la realidad es que España nunca quiso abandonar el Sáhara y trató de perpetuar su presencia, con la colaboración de ciertas tribus », en particular instando a la Asamblea General de la ONU a plantear, el 20 de diciembre de 1966 por primera vez, el principio del ejercicio del derecho a la autodeterminación de la población de este territorio mediante la organización de un referéndum bajo la égida de las Naciones Unidas.

« Esta era, para ella, la mejor manera de no entrar en negociaciones con Marruecos », asegura el académico, añadiendo que después de que la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) reconociera que este territorio no era terra nullius, en el momento de su ocupación por España y que existían « en el momento de la colonización española, vínculos de lealtad entre el Sultán de Marruecos y ciertas tribus que vivían en el territorio del Sáhara », el Reino, « en virtud de los derechos que la Corte le reconoció » y « frente a las tácticas dilatorias españolas », organizó la « Marcha Verde », que le permitió recuperar efectivamente su Sáhara.

« Era también la mejor manera de evitar a España, que en 1973, con la ayuda de la Libia de Gaddafi y la Argelia de Boumediene, trató de desestabilizar la monarquía marroquí e impulsó la creación del Frente Polisario », explica Lazrak, prosiguiendo que tras la firma del Tratado de Madrid, que consagra el fin de la ocupación española, « el relevo contra Marruecos lo tomaron Libia y Argelia, y luego sólo Argelia ».

Por otra parte, el académico afirma que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas « repudia el referéndum y aboga por una solución política realista, pragmática, duradera y basada en el compromiso, recordando que el Enviado Especial del Secretario General, Peter van Walsum, declaró el 21 de abril de 2008 que « la independencia del Sáhara no es una solución realista ni un objetivo alcanzable ».

Por lo tanto, cuando Estados Unidos afirmó, el 10 de diciembre, que la solución a la cuestión del Sáhara radica en el estatuto de amplia autonomía, en el marco de la soberanía marroquí, no hizo más que decir en voz alta lo que piensan los demás Estados y también el Consejo

Afficher plus

Articles similaires

96 Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page