Marruecos, hoy

Reflexión para empezar el día En la Unión Europea no acaba el mundo Desde Madrid

 No se puede ser tan etnocentrista, egoísta y mucho menos farsante. Estar mirando el ombligo todo rato cansa a cualquier compañero de viaje. 40 años de aguante da para tanto. Incluso la famosa cantante egipcia Oum kaltoum cuyas canciones entonaba más de  dos horas, decía que la paciencia tiene un límite.

 No se puede enderezar un camino de interés común, cuando una parte está en todo momento tocando las narices y cada vez vuelta a empezar. El problema del Sáhara cansa y del Polisario mucho más. El fondo, ni era la arena, ni los saharauis, sino el saqueo que tienen reservado a esa zona . Por tanto, hablemos claro. Menos  hipocresía y más gallardía. No valen medias tintas. Que salgan las grandes corporaciones y sus voceros políticos y periodistas en Europa a explicar a la gente la obra de teatro en la que tienen absorta al ciudadano. Que expliquen a la gente el engaño y los intereses ocultos detrás de cada jaima. Que expliquen cómo trazaron las fronteras y qué hicieron con los recursos expoliados. Que expliquen por qué tanta difamación a Marruecos en algunos medios de comunicación, a veces incluso falseando fotos y noticias. Que expliquen cómo administran algunas ONG los fondos públicos y quién se beneficia de ellos. Que expliquen el silencio de los feministas por las barbaries cometidos diariamente a las mujeres en los campos de Tindouf .Que expliquen, que expliquen y que expliquen. Evidentemente lo que no se puede asegurar es el silencio a perpetuidad de Marruecos. Echarle toda la culpa a él, es simplemente de necios y falta de rigor. No se puede ni se debe comer del mismo plato menospreciando al invitado. Cuestión de educación. Europa lleva años tratando con el país alauita, comiendo sus peces casi gratis, más barato que en propio Marruecos, devorando sus sandías de Merzouka y paseando por sus arenas en el rally Paris Dakar… casualidades de la vida, es justamente ahora cuando no se debe comercializar productos supuestamente venidos del Sáhara occidental. Las intenciones están claras, mantenerle ocupado y atrasado.

La discusión sobre si Marruecos tiene o no derecho a comercializar los recursos provenientes  del Sáhara supera al Señor Cañete, Comisario de Energía en la Unión Europea. Por tanto es simplista y una forma más de enredar y querer provocar una ruptura en la relación Hispano-Marroquí. Echarle la culpa de un supuesto mal estar de Marruecos a sus comentarios en respuesta a unos eurodiputados de plantas verdes  de izquierda  hundida  es simplemente fruto de una ignorancia política. Marruecos y España no van a caer en la trampa. Y ya Marruecos está llevando las negociaciones en un clima de responsabilidad y confianza  directamente con Federica mogherini, la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores. De todas formas hay que tener una cosa clara, Marruecos aglutina el 60% del Producto Interior Bruto mundial. Fruto a los tantos acuerdos bilaterales que tiene firmado con un sinfín de países en condiciones muy ventajosas. Empezando por el acuerdo de libre comercio con EEUU que firmó en el 2002, con Rusia  y China recientemente, con Irán, Con Turquía, con los países del Golfo…..Con casi todos los países de áfrica. Por tanto no será por mercado que Marruecos quiere mantener una relación con la Unión Europea, sino más bien por la buena vecindad y la gran amistad que le une con sus vecinos del norte. Por cierto, Marruecos, como país del sur, nunca ha sido inquietante. Siempre ha cumplido sus compromisos. Falta que la Unión Europea cumpla los suyos.  

Ahora bien, el futuro del Sáhara no lo va a decidir ningún juez de ningún tribunal. Estaos tranquilos.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page