Reflexión para empezar el día Mentes  dementes Desde Madrid

0

 

 Siempre me he negado a ponerme en la piel de algunos  guarda o vigilantes de seguridad. Verles dando vueltas a sí mismos, con unas gafas de sol en plena noche, masticando chicle me causaba repelús. Será por la chapa que llevan algunos o quizás por la pistolita y las balas que llevan en su cintura.

  1. El caso suelen comportarse de forma chulesca. Muchísimas veces me he planteado incluso indagar sobre los motivos de tal comportamiento. Imagino que denota una personalidad desequilibrada detrás de ese cuerpo que en la mayoría de las veces suele estar bien cuidado. Lástima por no  tener una mente tan limpia por dentro como la ropa que llevan por fuera.
  2. Estos días, me habían  mandado una foto de una Institución marroquí en España con un logotipo del partido Justicia y Desarrollo. Pretendían denunciar supuestamente la propaganda que hacían las autoridades de dicha institución, utilizando un espacio público a favor de un partido político. Evidentemente, antes de lanzarme a la piscina, tenía que hacer mis propias verificaciones. Finalmente no era más que un montaje de algún gracioso que pretendía mostrar su apoyo al partido del señor Benkirane  que se está encontrando en serios dilemas  para formar gobierno. Situación parecida ha vivido el señor Rajoy y ha salido de ella más reforzado .Por tanto ahora le toca al Jefe del gobierno designado lidiar con la situación. Que nos enseñe lo que es capaz de hacer. Como  Las reglas de juego hay que saber respetarlas, no veo diferencia alguna entre España y Marruecos en ese sentido. Incluso el señor Rajoy y el señor Benkirane se llevan  bien. Paradojas del destino. Por tanto  hablar de bloqueo e intereses particulares es simplemente fruto de   una inmadurez política, democrática e incluso tozudez mental.
  3. En este sentido, nosotros los marroquíes tenemos mucho que aprender.
  4. Como no era lo que otros quisieron que fuera, me puse a husmear en las fotos que acompañaban la página de la institución. Fotos y comentarios  variopintos  de muchos compatriotas .Casi la mayoría viendo en el ojo propio una aguja, pero incapaz de ver la viga en el ojo ajeno. Cuestión de una mentalidad empecinada. De pronto, me atrajo la atención un perfil que menos que pueda decir: Psicópata.
  5. Fotos de toda índole, En la propia institución, con sus compañeros de trabajo, en coche de patrulla, brazos  cruzados y piernas entreabiertas, panoramas alicantinas sugerentes. Pero especialmente algunas me trajeron más la atención, sino evidentemente  no merecería estar frente al ordenador hasta las tantas perdiendo horas de sueño para describir semejante chulería. Las fotos eran posándose con un rifle y nuestro menda  era posiblemente un francotirador milimétrico. De aquellos que sólo conocemos en las películas  o cuando ocurra alguna desgracia en algún sitio. Con una bandera de España en el fondo y un comentario en árabe  muy elocuente. Propio de una mente convulsiva (…ojalá las autoridades  dieran permiso a los francotiradores para dar en las piernas  y dejar señal  a todo aquel que osa romper los bienes  públicos  o privados…). Clara referencia, a sus semejantes que encontraron en las manifestaciones una manera de diversión y ganarse el sustento.  
  6.  Ignoro si nuestro psicópata tiene nacionalidad española, ignoro si ha calculado el alcance de sus palabras, ignoro el significado de aquella bandera y el deseo de lesionar a manifestantes en el Rif, pero sí entiendo que su instancia en España no le ha servido de nada. No ha aprendido lo que es la democracia, lo que es la justicia, los derechos fundamentales  y sobre todo lo que es la convivencia. Aclamar un permiso para que las personas sirvieran de conejillos de indias, demuestran una crueldad y una mente demente. Da asco seguir comentando tal vil expresión. Tampoco  voy a entrar a debatir lo que tiene escrito en su facebook sobre los norteños.
  7.  Alguien tiene que velar si sus palabras constituyen un delito de odio o de incitación racial. Quizás la justicia española o la marroquí tiene  que intervenir  antes de que sea tarde y ocurra alguna desgracia. Desde luego energúmenos como él no tienen cabida en España y  mucho menos en Marruecos.