Reflexión para empezar el día No es  más que Bululú Desde Madrid

0

No merece la pena llorar por la leche derramada. Una vez que está por el suelo hay que baldearla. Entonada nuestra  culpa por haberle dejado el terreno vacante para que corriera y difamara a sus anchas, seguir hablando  del Polisario es simplemente darle más notoriedad de la que quisiera tener. Un globo hinchado que no contiene más que gases. Se le tiene que aplicar el dicho de más ruido y pocas nueces. Bien es verdad que el ruido es ensordecedor, cansino y repetitivo. Pero al fin y al cabo es ruido. Desarrollar mecanismos de entendimiento con los españoles sería lo más sensato. Aplicar el proverbio árabe de la caravana.

De pequeños  nos asustaban con Bululú, para que lo entiendan los castellanos  no es más que come cocos, o sea farsante, de paso para que  a su vez me entiendan los que dirigen la propaganda del Polisario. Era la única forma para estar quietos, inmóviles. liberados ya del susto,siempre me ha sorprendido la puesta en escena de la que se autodenominaba República saharaui allá por el 76. Tenía entendido que los saharauis eran nómadas, viviendo en las jaimas y se iban desplazando en camellos. Pero verlos ese día en la Televisión Española,”siempre la prensa en medio”, montados  en los jeeps, conduciendo tanques y manejando misiles antiaéreos, la verdad me ha chocado. No hace falta ser inteligente, ni mucho menos mayor para preguntarse dónde diablos han aprendido aquello. Sedición de saharauis en dos patrullas de tropas nómadas y captura de oficiales, suboficiales y soldados europeos, secuestro de un empresario canario, atentados en la ciudad del Aaiún, incursión en la base de hausa con la muerte de un soldado español, ataque con misil a un helicóptero en la frontera de Tah, emboscadas,  establecimiento de campos de minas, en Daora…. Con tanta información al alcance de cualquiera, no creo que sería problema para un estudiante, un político, un sindicalista, un activista darse cuenta de la manipulación que está padeciendo. Al menos que tengan un denominador común” ni han estudiado, ni han trabajado, ni tienen ganas de abrir los ojos”. Por tanto, mantener el problema del Sáhara en el tiempo y en el espacio es simplemente un mundo vivendi. Un sostén de vida, una forma de viaje y sobre todo un motivo de corrupción. Sería bueno que el  tribunal de cuentas y la fiscalía del estado e incluso la Unión Europea, con los fondos Feder y los demás programas de ayuda humanitaria, fondos de formación….  abran una  investigación sobre el chorreo de dinero del contribuyente que se está gastando en nombre de la humanidad y la solidaridad. No es de recibo cargar la espalda a la gente con tantos impuestos para luego no supervisar hacia qué manos se dirigen. Mucho talibán en la plaza de España y mucha merluza a la vasca.

Decía que eran Bululú, porque incluso organizan actos en familia, como el que supuestamente hicieron en Alicante los días 10/11/12 de Febrero, el XI congreso de la Confederación Inter sindical española, donde habla de solidaridad  y  liberación por unanimidad de los presentes. Sin embargo, no precisa los invitados, no acompaña la actividad con fotos que la  corrobore, ni mucho menos está cubierto por ningún medio de comunicación español. Fíjate que la prensa insular le encanta el canapé. Y si encima es un acto en contra de Marruecos mucho más. Parece mentira que un campamento que viva de la limosna ajena tenga un sindicato en este caso UGTsario, al menos que ellos mismos reconocen que el Polisario no es más que empresarios déspotas que explotan y esclavizan a nuestros hermanos en el Sáhara.