CrónicasFeaturedVela en la obscuridad

Reflexiones de Mohamed Mrini Estamos, biológicamente, hechos para vivir juntos

Reflexiones

 

Mohamed M’Rini, periodista/escritor

Viajé mucho a finales de los 60 (66, 67…) y parte de los 70.

  Es curioso ver, entre ayer y hoy, que el (rico) vocabulario racista hacia las caras « extrañas » del extranjero del Sur: bicot, macaque, nordaf, negro, metic, bougnoule, etc., se limita hoy a « árabe » y « musulmán » … palabras que llevan, generosamente, de la salsa peyorativa.

  Dicho esto, tengo el deber de dar testimonio del hecho de que la inmensa mayoría de los europeos en los países que visité no hicieron uso, ni siquiera en su comportamiento, de este vocabulario, al igual que la abrumadora mayoría de los musulmanes, árabes o no, no son fundamentalistas ni, en absoluto, terroristas o simpatizantes del terrorismo.

  Ignoremos los populistas, de todos lados, y sus medios… ¡y sus pseudo-filósofos!

Estamos, biológicamente, hechos para vivir juntos.

Traducción: M.Gharbi

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page