CrónicasFeaturedFin de Trayecto

Reflexiones de Mohamed Mrini Gente sencilla…

Reflexiones

 

Mohamed Mrini
Periodista y escritor

Recuerdo un debate… ¡y qué debate! ¡Y por quién!…

Estos Tangerinos que estaban al día.

– « No, akhay (no mi hermano), no estoy de acuerdo contigo, ni con Nehru, aunque la idea de la creación del movimiento de no alineados venga de él », dijo uno.

– « Aunque Tito busque desvincularse de la URSS, sigue siendo sensible al comunismo y por tanto… lo mismo ocurre con Cuba », enlaza el otro.

  Fueron cinco personas para debatir, entre otras cosas, este tema tan actual de principios de los años sesenta, en nuestra casa, invitado por mi padre: un empleado de Mendoubia, un barbero, un Capata o jefe de equipo de estibadores, un cantante de Madih / Samaa, un profesor y mi padre, un simple conductor.     Gente sencilla, sencilla en sus conocimientos y en sus bolsillos, pero viven y siguen, muy presentes, su época  y lo que ocurre allí, dentro como fuera de su país recién independizado. Leían, escuchaban emisoras de radio, con gran interés.

También lo eran la mayoría de los tangerinos, herederos de la cultura de apertura al mundo, de implicación y de participación… como ciudadanos universales (aunque este término aún no era relevante).

   Es cierto, con mis 12/13 años, que no sabía de qué estaban hablando. Fue solo más tarde, en el liceo y después del liceo (liceo de los años 60/70 mucho antes de la agitación), que comprendí y me quité el sombrero ante esa gente común que estaba debatiendo este tema, entre otros, (el encuentro de Guillermo de Alemania con el sultán Moulay Abdelaziz, el nacimiento de Pakistán, las dictaduras en España y Portugal, el Congo y el asesinato de Patrice Lumumba…).

Allah irehmom (Que Dios los tenga en su santo seno. Fueron una escuela para nosotros).

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page