CrónicasFeaturedTú, por ejemplo

Reflexiones de Mohamed Mrini No es propiedad privada, sino patrimonio de todos los marroquíes

De todos...

Mohamed M’Rini, periodista/escritor

Los de mi generación, mientras todavía estemos en este mundo, es nuestro deber recordar que tenemos un sitio arqueológico tomado como rehén y que los funcionarios responsables deben hacer lo que sea necesario para liberarlo porque no es una propiedad privada, sino patrimonio de todos los marroquíes.

   Se trata de, según el Inventario y documentación del patrimonio cultural de Marruecos IDPCM:

 “El sitio de Cotta está ubicado cerca de las cuevas de Hércules en la costa atlántica, a 15 km al oeste de Tánger. Es el conjunto arquitectónico antiguo más importante de la región de Tánger.

   El sitio fue indicado por primera vez por Ch. Tissot y G. Buchet, quienes reconocieron en estas ruinas la estación de Cotta mencionada por Plinio el Viejo. Las primeras excavaciones fueron realizadas allí por C. de Montalbán, pero es para M. Ponsich que merece el mérito de haber limpiado estas ruinas y haber dado detalles en cuanto a su cronología.

   El sitio fue ocupado desde los siglos III-II a. C. Los vestigios antiguos atestiguan, entre otras cosas, la presencia de un establecimiento vinculado a actividades marítimas. De hecho, el sitio de Cotta contiene una fábrica de salazón de pescado y de producción del garum de la época romana considerada entre los establecimientos más conservados en el Mediterráneo occidental ».

Traducido por Mokhtar Gharbi

Afficher plus

Articles similaires

58 Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page