FeaturedSociedad

Reflexiones de Mohamed Mrini ¡No inventemos historias!   Traducido del francés por M.Gharbi  

 

  Nací en Tánger. Tengo 70 años.

     Mi padre nació en Tánger en 1912 y se fue en 1994 hacia su Creador.

     Mis abuelos también nacieron en Tánger y murieron en ella.

     Estas tres generaciones, la mía, entre ellas muchas, durante su vida han trabajado duramente para… comer, vestir y enviar a sus hijos a aprender a leer y escribir en el msid (especie de escuela para aprender el Corán) o a la escuela. Nada más! Ellos no construyeron casas. No compraron tierra… Tal vez un brazalete de oro y un caftán para mujeres, cuestión de apariencias de ahorro, en las fiestas.

     Me pregunto de qué Tánger hablamos cuando decimos eso antes, es decir, en Tánger Internacional, ¿hemos ganado oro? Sí, tal vez para algunas familias, muchas de las cuales vinieron, principalmente de Fez, con su dinero, a quienes concedo, con gran generosidad, el porcentaje del 10% (clase media más rica).

Lo que tenía el 90% de los 60 bancos y agencias bancarias presentes en Tánger, el enorme stock de divisas, la multitud de barcos que atracaron en el puerto, la presencia de la Generación Beat, las visitas de grandes artistas y … escritores. ? ¿Qué tenían estos nativos, la mayoría de los cuales trabajaban muy duro en el Testifa y el Harka, cuando no llevaban sus cestas grandes o sus mulas a la puerta del mercado y cuyos hijos estaban vestidos casi en harapos y no zapatos
Aparte de algunos guías, algunos artesanos, algunas personas honestas que estaban haciendo negocios, algunos herederos rentistas, algunos naturalizados (el triste Himaya) que trabajaban los intereses de las potencias extranjeras presentes, el pueblo, el 90%, vivían en la precariedad. Solo mira las viejas fotos en blanco y negro.

     Tánger, no es solo las pocas familias con « pedigrí », Tánger, es toda una población y una gran lista de nombres anónimos.
     También es cierto que estos 90% permanecieron en la misma situación triste y difícil después de 1958, pero con, menos, debe reconocerlo, dispensarios, hospitales, escuelas, jardines y baños públicos.
     Cuando eres pobre, estás marginado, seas bajo ocupación extranjera o vives en un país independiente, la pobreza se pega a tu piel. No nos quejamos, pero por favor no griten sobre los tejados que en Tánger, hace un siglo, la población estaba rodando en oro.
     Agrego que la pobreza era exclusiva de los nativos, recuerdo españoles, portugueses, nuestros compatriotas judíos, que vivieron la hambruna.

 

 

Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page