CrónicasFeaturedTú, por ejemplo

Reflexiones de Mohamed Mrini Terrah, el aprendiz de Maallem del Farrane (Traducción: Mokhtar Gharbi)

Cosas de mi pais

Mohamed M’Rini, periodista/escritor

Terrah (singular de Trarah) proviene etimológicamente de la palabra “Trah” (meter el pan dentro del horno) usando un Metrah (pala larga de panadero hecha de madera), de la misma familia.

   Originalmente, Terrah no era otro que el aprendiz de Maallem del Farrane (alumno del maestro panadero)  que se encargó, y aprendió al hacerlo, de poner el pan dentro del horno.

  Con el tiempo y el cambio de modales, hábitos y horarios, con la pérdida de esta cultura de solidaridad que existía y que hizo que cualquiera que fuera al  Farrane se llevara consigo una o 2 tabletas de pan crudo depositado sobre el escalón de la puerta.

   Por lo tanto, se necesitaba a alguien para tratar exclusivamente con este transbordador… de ahí la movilización del Terrah para los servicios externos y su reemplazo por otro, asistente esta vez, Sana3 (ayudante del panadero).

   El Terrah, al no estar remunerado por sus servicios de asistente, encontró una ganga allí, primero porque le pagaban personas y luego porque podía hacer otras carreras y trabajos, también pagados.

   Es cierto que a partir de entonces y con el tiempo, este término adquirió un significado discriminatorio y se convirtió en sinónimo de un vagabundo que solo da vueltas en círculos en la calle, particularmente por agresivo que aparecía el estado de este niño trabajador, pero vagabundo para ellos, el de los niños  escolares.

   Cabe señalar que otras familias formadas por humanos, lo trataban tanto como pudieron, proporcionándole ropa, zapatos… pagándole un hammam (baño tradicional).

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer