CrónicasFeaturedFin de Trayecto

Reflexiones de Mohammed Mrini   “cualquier cosa – como sea”

 Me pregunto si las sedes, con sus directores generales, de algunos partidos políticos saben lo que están vendiendo sus respectivos “agitadores”, como muy bajo, en esta campaña preelectoral.

  Se burlan del pueblo marroquí cuando aprovechan cualquier oportunidad, cualquier hecho, cualquier catástrofe, cualquier desgracia, algún gran problema que parece insoluble, para culpar a otras partes.

Grotesco!

   ¡Minuto! No estoy defendiendo al PJD y nunca lo defendería… y mucho menos votaría por él. ¡Notamos  esto!

  Si para algunos jóvenes nacidos después del 2000 les parece que les cuelga, no puede ser así a los de mi generación.

    Somos testigos de que el lío comenzó hace décadas y lo que vivimos hoy no es otro que las pesadas y catastróficas consecuencias del “cualquier cosa – como sea” cometido por otras partes que, sin embargo, no lo fueron en su primera experiencia.

   El PJD, al que invito a retirarse para rehacerse -sin inspirarme en lo tradicional del terruño- y volver una vez « Partido Político », no hace más que seguir por el mismo camino que han seguido otros antes. El camino de “cualquier cosa – como sea”.

  Sería poco delicado por mi parte no rendir homenaje a unas pocas figuras brillantes que fueron dotadas de madurez política, patriotismo, amor al pueblo, habilidad e inteligencia. Su único problema es que eran prisioneros dentro del dictado de sus respectivos partidos y por tanto… estancados.

Traducción : Mokhtar Gharbi

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page