CrónicasFeaturedIntegridad territorialTú, por ejemplo

Reflexiones de Mustafá Salma La autonomía es un contrato de paz, no una independencia envuelta

Memorias

 

Mustafa Salma, ex responsable en el Polisario

En tanto que uno de los partidarios de la Iniciativa de Autonomía, un comentarista saharaui me hizo esta pregunta:

“La pregunta que surge es qué pasará con los miles de colonos marroquíes dentro de la autonomía esperada que será para los saharauis afectados. Disfrutan de sus recompensas solos. Y vivirán como Kuwait. ¿Cuál es el destino de los marroquíes dentro de la región?, ¿será como el Bidoon, por ejemplo? Preguntas que debe esclarecernos, señor Mustafá, porque su página parece estar llena de hermanos marroquíes, porque el asunto parece ser un problema sobre el que deben ser esclarecidos”.

La respuesta:

   Existe una confusión de conceptos entre nuestros hermanos saharauis, entre independencia y autonomía.

   Independencia significa que eres dueño de la soberanía, y esto significa que tienes tu propia nacionalidad, que puedes otorgar a quien quieras, y tu autoridad independiente para hacer con ella lo que quiera.

  Aceptar la autonomía significa que estás satisfecho de ser un ciudadano marroquí con los mismos derechos y obligaciones que todos los marroquíes. Y la brecha es amplia entre la aceptación y la satisfacción.

  La iniciativa del autogobierno como solución a un conflicto es un contrato de reconciliación entre los hijos de un solo cuerpo que se peleaban, sin darlo todo ni impedirlo todo.

Y quien comete faltas de reconciliación no pregunta por las causas del desencuentro, ni busca nutrirlas en el futuro.

  El primer paso en la reconciliación es la hermandad, el olvido, ir más allá de la era del conflicto, mirar hacia el futuro, aceptar al otro y convivir con él.

   La Iniciativa de Autonomía, que es un documento de paz, sus disposiciones son claras:

– La autoridad de autogobierno en la región se elige democráticamente a través de las elecciones generales en las que participan todos los residentes de la región.

– Todos los habitantes de la región son saharauis, ya que el nombre saharaui es un nombre que se ha reconocido para la región desde la época colonial. Y todo residente permanente de las regiones saharauis  es un saharaui.

– En línea con la constitución marroquí, que consagra la cultura y el patrimonio Hassani como parte de la cultura y el patrimonio marroquíes que deben ser preservados y desarrollados, y para tranquilizar a los hermanos saharauis que se oponen al dominio de Marruecos, el documento de iniciativa marroquí dividió el bloque electoral que elegirá un parlamento para la región de donde surgirá un gobierno local, en dos bloques:

1- Hijos de los tribus saharauies,

2- La población de la región en general.

  Este punto queda para determinar sus porcentajes en la negociación, como es el caso de la mayoría de los puntos de iniciativa relacionados con el reparto de poderes entre el centro y la región.

   Lo mismo se aplica a la riqueza subterránea de la región, ya que pertenece a todos los marroquíes de acuerdo con la constitución, y la autoridad de autonomía tiene su parte, y también tiene su parte de apoyo al estado marroquí como otras regiones.

Traducción: Mokhtar Gharbi

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page