CrónicasEn voz altaFeatured

Reflexiones de Mustafá Salma Oueld Sidi Mouloud Las falsas alegaciones de Argelia

Memorias

 

   El último quien puede hablar de los derechos humanos saharauis es Argelia, que viola los derechos de decenas de miles de ellos que llevan 46 años en su territorio sin derechos y ni siquiera conocen su estatus legal.

  Debido a su estatus legal suspendido durante décadas y su incapacidad para obtener documentos de identificación que acrediten su estatus legal en suelo argelino, se han convertido en como los “Sin”. No son refugiados con tarjeta de refugiado, ni inmigrantes extranjeros con tarjeta de residencia, ni son ciudadanos de nacionalidad.

   Esta situación los convirtió en rehenes y vulnerables a la explotación y violación de todos los derechos derivados del estado argelino, que los acoge:

– No pueden moverse libremente dentro del país argelino,

– No pueden trabajar en el sector público o privado argelino,

– No tienen derecho a poseer ni adquirir propiedades en suelo argelino,

– Están siendo reclutados y militarizados, entrenados y armados.

  En cuanto a la libertad de expresión, el crimen en curso de deportarme de los campos y separarme de mi familia debido a mi lucidez de autogobierno como una solución al conflicto del Sahara es un testimonio vívido de la falsedad de las afirmaciones de Argelia de que apoya la autodeterminación de los saharauis o que respeta sus derechos humanos.

 

Traducción : Mokhtar Gharbi

Afficher plus

Articles similaires

Uno Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page