FeaturedLo diré en versos

Reflexiones poéticas del Dr. Mohamed Idrissi Mamá querida

En versos


Te fuiste muy temprano,
en un día de verano.
Tenías prisa por irte,
para con Papá reunirte.

Lo primero que vi,
al venir a este mundo,
es la luz de tus ojos,
llenos de amor y ternura.

Tus nietos han crecido,
te recuerdan muy a menudo.

Recuerdan tus suaves caricias,
para paliar sus aflicciones.

En horas graves siempre presente,
para enfrentarte al calvario patente.

La última en dormir,
la primera en despertar.

Tu amor nos acompañaba,
en momentos tristes,
serenidad nos inspiraba,
sabiendo que tú existes,
en cualquier momento nos asistes.

Para paliar nuestro hastío,
nos contaba su preferido cuento,
de hada y de sus siete hijos.

Triste resignación,
ahora que no estás,
la vida se mueve sin orientación.

A veces creo que sigues viva,
porque siento tu caliente mano,
acariciando mi cuerpo,
consolarme cuando estoy enfermo,
triste o estresado.

¿Quién me mintió sobre tu muerte?
O es la fiebre de mi pena.

Tú nunca has de morir,
para mí siempre estarás viva,
porque dentro de mí eres eterna.

De la gloria donde estás,
me llegan tus bendiciones,
a mis oídos tus oraciones.

Tu espíritu me acompaña todo el tiempo,
cuando te veo en mi sueño,
me acuerdo cuando era pequeño,
el amor que me diste,
cuando en sollozos estallaba.

No llores hijo mío,
cuando te veo llorar,
se me rompe el corazón,
me decías con ojos en lágrimas.

Madre sólo hay una,
ángel que nos custodia,
fuiste la única Santa,
que conocí en la tierra,
derrochando cariño,
para los tuyos cercanos,
e incluso al extraño.

Te quiero Mamá,
aunque nos falta tu física presencia,
siempre está con nosotros tu alma,
te llevamos en nuestra consciencia.

No te preocupes por la pandemia,
todos confinados en casa,
poca suerte tiene para alcanzarnos,
el devastador el maldito coronavirus.


Tánger 23/03/2020

Show More

Related Articles

Close
Close