CrónicasFeaturedLo diré en versos

Reflexiones poéticas del Dr. Mohamed Idrissi No soy ningún sabio

En versos

 

 

 No soy ningún sabio

que quiere presentar su compendio,

cuando llamo las cosas por su nombre,

cuando escribo sobre el hambre,

cuando denuncio el empobrecimiento del pobre,

cuando hablo de los derechos del hombre.

 

No soy ningún mago

en un vivir amargo,

sólo digo lo que veo,

en ese club privado,

donde campan a sus anchas,

países con dichas,

con derecho a veto,

no aceptan concepto opuesto,

se reservan el derecho de admisión,

con coro para cualquier canción,

para completar la agrupación.

 

¿Cómo callar mi indignación?

frente a insostenible situación, 

fabrican trafican con armas,

para callar a muchas almas.

 

Esa liga metafórica llamada árabe,

que era en tiempo de habla alarbe,

desde décadas declarada hebraica,

es una auténtica réplica,

y otra cara de los malos,

club privado contra los pueblos,

para someterles a la esclavitud,

con gran comparación y similitud,

como la de los perros y los lobos,

en cuanto a sus comportamientos acerbos.

 

Un Consejo de Cooperación de los golfos,

Natanyahou su jefe espiritual,

Trump con sus ideólogos,

con su ceremonial ritual,

les llevará a la ruina,

sin duda alguna.

 

No aprenden la lección,

que con el dinero no se compra la dignidad,

sus amigos nunca tuvieron buena intención,

el tiempo maestro de la verdad,

para destapar la falsedad,

desenmascarar la falsa sinceridad. 

 

Una Organización que dicen es islámica,

huele a petróleo mera imagen estática,

nada destacable ni propia técnica,

espera órdenes del Golfo,

 y este de América.

 

El ladrón internacional autorizado,

Banco Mundial acorazado,

El Fondo Monetario Internacional,

son la mayor pesadilla mundial.

 

Reyes de la usura en el mundo,

las multinacionales penurias sembrando,

miedo y terror,

intereses a pagar,

más que el capital,

chupasangres y nada casual.

 

Son programas bien elaborados,

hace décadas por países elegidos,

para gobernar la tierra,

créenme no es ninguna mentira,

o propaganda sin mesura.

 

Lo saben los que han leído,

los protocolos de los Ancianos de Sion,

donde falsamente ubican el Templo de Salomón,

bajo la mezquita de Jerusalén,

gran mentira a través del tiempo,

que propaga y propagó el sionismo,

aliado del nazismo y fascismo.

 

La Unión Europea

concepción equivocada traicionada,

en el viejo continente,

ante el peligro del Corona,

salvase quién pueda,

cada uno dejado a su suerte,

porque el peligro es muy fuerte,

es meramente falsa expresión,

descubierta tras la pandemia en expansión,

tras el aterrizaje del mal sin aviso ni compasión.

 

No sé si he de agradecer,

a Coronavirus este nuevo amanecer,

donde todos somos iguales,

donde no se diferencia entre ricos,

y los sin caudales,

entre negros y blancos,

Su Señoría reparte justicia,

somos todos de la misma patria,

hechos de la misma pasta.

 

No escribo sólo para la élite,

también para el ciudadano de a pie,

las desdichas no vienen solas,

aguantando tiranías décadas,

confinados en nuestras casas,

para estar con nuestras esposas,

aprovechar para escribirles prosas,

huyendo de Corona enemigo sin tropas,

pero con unas intenciones aviesas.

 

No soy ningún vidente,

tratándose de la muerte,

después de la pandemia,

nos espera otro horizonte,

los pueblos han de recuperar la vigilia,

no creer más en los cuentos de hadas,

les bastan sus amargas experiencias,

 de frustraciones decepciones cargadas,

de desilusiones en espera de albricias.

 

Quedaros con la familia en casa,

cerrar la puerta a cualquier intrusa.

 

Tánger 31/03/2020

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page