Cronica desde TindufFeatured

Reflexiones sobre la Declaración de la Embajadora de EE. UU. sobre el Sáhara Marroquí

Un Giro en el Horizonte…

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

En medio del caos político que vive Argelia, donde cada paso parece ser una danza diplomática coreografiada para satisfacer los intereses más oscuros, surge la brisa fresca de una declaración que, aunque tardía, es como un oasis en el desierto de la burocracia argelina sin alma: ¡las palabras de la embajadora de los Estados Unidos en Argelia sobre el Sáhara marroquí!

¿Quién hubiera pensado que el mundo de militares arqueológicos obsoletos y diplomáticos caducos iba a conmocionar? Pues ahí estaba, la embajadora Elizabeth Moore Aubin, sacudiendo las viejas estructuras con una declaración que resonará por mucho tiempo: « el conflicto en el Sáhara ha durado lo suficiente ».

¡Bravo, señora embajadora! ¿Por qué no se dijo antes? Pero como dice el refrán: “Mejor tarde que nunca”.

Pero, espera, hay más. Resulta que esta declaración no fue solo una explosión repentina de sensatez en un mar de sinrazón diplomática por parte de Argelia. No, fue parte de una serie de movimientos de alto nivel de los EE. UU., incluida una visita del subsecretario de Estado adjunto, Joshua Harris, a Argelia para discutir la « necesidad de una solución permanente para este conflicto sin más demora ». ¡Se veía venir!

Pero, por supuesto, no todos están contentos con este desarrollo. Hay quienes prefieren aferrarse a las viejas formas, las formas de la diplomacia obsoleta y las políticas desactualizadas. Esas personas “matusalénicas” probablemente preferirían que el Sáhara siguiera siendo un punto de conflicto indefinido, una distracción útil de sus propios problemas internos.

Es hora de que Argelia se despierte y huela el café (o debería decir, el té de menta). El mundo está cambiando a su alrededor, y si quieren seguir siendo relevantes en la escena mundial, deben dejar de lado sus viejas rencillas y abrazar el progreso.

Entonces, señores y señoras, levanten sus tazas de té y brinden por un futuro donde la razón prevalezca sobre el embotamiento mental, y donde las soluciones prácticas sustituyan a las posturas intransigentes. O mejor aún, olvídense del té y sirvan una taza de sentido común. ¡Salud! »

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page