Cronica desde TindufCrónicasFeatured

“Refugiados” en territorio ajeno o “ciudadanos” en el propio? That is the question

Decidir o... seguir sufriendo

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

No pocos en estos tristes campamentos argelinos de Tinduf comienzan a preguntarse sobre lo que son. Refugiados, como lo pretenden Argelia y su Polisario cuando se trata de ayuda humanitaria y otra mendicidad o ciudadanos en su propio “estado” cuando se trata de realizar los proyectos expansionistas y desestabilizadores del mentor argelino.

Y es que nadie en Tinduf recuerda a algunos refugiados con ejército que compite con el del anfitrión argelino ni en la historia refugidos-milicias.

La gente en estos tristes campamentos de Tinduf lamentan haberles hecho dilapidar sus vidas en sueños perversos de hegemonía y de usurpación de identidad. Sabe lo que es, pero ignora por qué ha sido condenada a tan cruel destino. Se pregunta y vuelve a preguntarse cómo se llamaba su “país” en el Sahara Occidental antes de su colonización por España, lo que era antes de aquella colonización y, sobre todo, lo que debe volver a ser.

Lo de “territorios” liberados o ocupados” provoca risa e ironía. “Algún día Argelia se dará cuenta de que el único territorio liberado del Polisario es… Tinduf. Allí esta y allí se quedará eternamente, a menos que prevalezca un día el sentido común o que la gente forje su propio destino.

Tinduf no es la solución. Argelia tampoco. El Polisario un impostor. Enormes inversiones de muchos de sus dirigentes en Mauritania y hasta en Argelia y Túnez ¿Y nosotros? Hasta la ayuda humanitaria que nos dan no nos llega o llega a cuentagotas.

¿Qué somos? O mejor dicho ¿Qué debemos ser?

En este gulag argelino de Tinduf el silencio es la ley y la resignación la forma de ser impuesta.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page