CrónicasFeaturedIntegridad territorialMarruecos, esta mañana

Resolución de la ONU sobre el Sahara: una batalla más ganada por el Reino

Radioscopia de una resolución

 Con la adopción por el Consejo de Seguridad de la ONU de la resolución 2548 sobre la cuestión del Sáhara marroquí, en vísperas de la celebración del 45 aniversario de la gloriosa Marcha Verde, Marruecos acaba de ganar un nueva batalla diplomática contra los enemigos de su integridad territorial que se encuentran cada vez más aislados en el escenario internacional al persistir en apoyar tesis caducas que ya no encuentran adeptos en todo el mundo.

En esta histórica resolución, la ONU reafirma su reconocimiento a los esfuerzos de Marruecos para llegar a una solución a este conflicto regional que solo se resolverá a través del plan de autonomía en el marco de la unidad e integridad nacional de Marruecos.

En efecto, la nueva resolución del Consejo de Seguridad no contiene ninguna referencia al referéndum, aunque sí se refiere 6 veces a la solución política, mediante mesas redondas que deben contar con la participación de todas las partes interesadas, especialmente Argelia.

En este sentido, el Consejo de Seguridad de la ONU ha confirmado, por decimocuarto año consecutivo, la preeminencia de la iniciativa de autonomía, presentada por el Reino el 11 de abril de 2007, saludando los « esfuerzos serios y creíbles de Marruecos, encarnado en esta iniciativa, que se ajusta al derecho internacional. En opinión del presidente del think-tank « NejMaroc », Mohamed Badine El Yattioui, esta resolución es una batalla más ganada por el Reino porque confirma la preeminencia de la iniciativa de autonomía marroquí, por su seriedad y de su credibilidad.

Además, Estados Unidos reafirmó, tras la adopción de la resolución de la ONU, que la iniciativa de autonomía marroquí es « seria, creíble y realista » para la solución de esta disputa regional porque es una solución para que los habitantes de estas provincias vivan « en paz y dignidad ».

El mensaje estadounidense es también una advertencia al « Polisario » porque expresó la esperanza de que « todas las partes respetarán sus obligaciones bajo el alto el fuego, cooperarán plenamente con la MINURSO y se abstendrán de cualquier acción que podría desestabilizar la situación o amenazar el proceso de la ONU ”, señaló el académico marroquí en un comunicado a la MAP.

Esta dinámica iniciada dentro del recinto de la ONU para llegar a una solución política negociada no impidió que el Consejo de Seguridad de la ONU expresara su preocupación por las provocaciones del « polisario » en Guerguerat y le pidiera que respetara sus compromisos concluyeron con Minurso.

En este contexto, el portavoz del Secretario General de la ONU les dijo que no « obstaculicen el tráfico civil y comercial en Guerguerat y que no emprendan ninguna acción que pueda alterar el statu quo sobre el terreno ».

Ante este cúmulo de desengaños, las milicias del « polisario » no tienen más remedio que recurrir a acciones provocadoras de este tipo, porque no tienen un proyecto viable ni propuestas concretas, destacó el docente-investigadora de Universidad Cadi Ayyad en Marrakech, M’hammed Belarbi, en una declaración similar.

Asimismo, la resolución del Consejo de Seguridad vuelve a establecer a Argelia como principal parte, citándola cinco veces. « A través de su resolución 2548, el Consejo de Seguridad colocó la disputa sobre el Sahara en su verdadero contexto regional al pedir a Argelia que asumiera su participación política, diplomática, militar y humanitaria en este conflicto regional ». Porque para  Belarbi, « ningún proceso político es posible sin la participación efectiva y constructiva de este país vecino ».

La resolución 2548 constituye una victoria diplomática para Marruecos también porque se produce en un contexto marcado por el creciente e inequívoco apoyo de la comunidad internacional al carácter marroquí del Sahara con la apertura por parte de varios países africanos y árabes de representaciones diplomáticas en las dos grandes ciudades del Sahara marroquí: Layun y Dakhla. « Este es un reconocimiento explícito de la soberanía marroquí sobre su Sahara porque la apertura de un puesto diplomático es todo menos simbólica », observó e El Yattioui.

La misma hipotesis para el académico Belarbi que describió esta ofensiva diplomática marroquí como un logro importante en términos de soberanía nacional. Dicho esto, el Reino sí tiene la ventaja del terreno y continúa estableciendo su legitimidad en esta región, en particular con la apertura de varias representaciones consulares en las ciudades del Sur. Asimismo, este éxito diplomático a través de la apertura de consulados permitirá a Marruecos atraer flujos de inversión y desarrollar económicamente la región, concluyó. MAP

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page