CrónicasEn voz altaFeatured

  Resolución no vinculante contra Marruecos: Sismo y sus réplicas

Al dia siguiente

 

Jordi Cañas (Ciudadanos) y sus comanditarios han calculado mal. Después del Parlamento europeo, hay otros parlamentos y la presión no es precisamente el mejor medio de doblegar la voluntad unánime de un pueblo como el marroquí ante las imposturas.

Problema sin solución. El recurso a la europeización o incluso a la internalización de lo que es pura e intrínsecamente bilateral, como lo observaba ayer la resolución-respuesta del Parlamento árabe a la fuga hacia delante de España en el Parlamento europeo, exacerba las tensiones ya existentes y consagra la inaceptable actitud altiva en el tratamiento de las cuestiones relacionadas con los países árabes”.

A este respecto, el Parlamento Árabe instó a la institución europea a abandonar este planteamiento provocador que recientemente propugnó en la gestión de sus relaciones con los países árabes, lo que está en desacuerdo con los requisitos de la asociación estratégica esperada entre los países árabes y los países europeos.

La escalada ante la escalada. Pasado el instante de incertidumbre y confusión, dentro incluso del Parlamento europeo, se van levantando voces contra una decisión, irreflexiva que no podía permanecer sin graves réplicas, provocando luxación y tensión entre lo que era distensión y laxitud.

Como lo observa el eurodiputado Aymeric Chauprad “el PE ha demostrado su gran capacidad para destruir sus propios intereses estratégicos y su propia seguridad al votar esta estúpida resolución contra Marruecos. La izquierda española había tendido una trampa al PE en la que cayó con ambos pies dentro”.

Con su manera de actuar el gobierno español destruye lo que su construcción ha necesitado decenios de esfuerzos y sacrificios y con su imprudente resolución no vinculante, el Parlamento europeo expone sus relaciones con el resto de parlamentos de grupos regionales a la tensión y a la desvalorización.

Brice Hortefeux, eurodiputado del grupo PPE, lo ha resumido en una frase “el Parlamento Europeo, dijo, cometió un error” y “careció de sabiduría” al votar la resolución contra Marruecos. El exministro del Interior francés aboga por que las relaciones entre Marruecos y Europa recuperen la serenidad muy rápidamente, porque “Marruecos es un socio indispensable y fiable de la Unión Europea” que “contribuye a la estabilidad de Europa”.

En las relaciones internacionales hay lo esencial y hay lo accesorio. Por su situación geográfica, su lealtad y honestidad política de acatar y aplicar sus acuerdos con los demás y su constante disponibilidad a contribuir a la distensión regional e internacional, Marruecos pertenece al primero.

El tiempo nos está dando razón.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page