Actividad realAmérica LatinaFeatured

RESPUESTA A LA CONVOCATORIA DEL CENTRO DE ESTUDIOS DEL MAGREB Llamado de Su Majestad el Rey Mohammed VI de Marruecos Sobre Derechos Humanos y Diálogo de Civilizaciones Cristian Guzman Z. Presidente Consejo Afro-Americano  Saharaui-Marroquí

Su majestad el Rey Mohammed VI de Marruecos, en la celebración del aniversario de su entronización XIX, ha hecho un llamado Universal a la Paz sin precedentes y ha propuesto a todos los habitantes de la tierra un Diálogo de Civilizaciones. En Chile, el llamado a liderar y coordinar este encuentro multicultural es el Centro Mohammed VI para el Diálogo de las Civilizaciones, en la región de Coquimbo, dependiente de La Embajada del Reino de Marruecos en Chile, liderada por la Bella Embajadora Kenza El Ghali y dirigido magistralmente por su Director, nuestro amigo, Ahmed AitBelaid

El Consejo Afro-Americano Saharaui-Marroquí (CAASM), adhiere a este magistral llamado universal, dentro de un contexto que en la época actual sumerge a una parte importante del mundo de Oriente Medio, América Latina y Occidente en diversos conflictos armados, terrorismo y crisis políticas e ideológicas. Preocupante es la emergente expansión de una corriente negacionistarelativa a Violaciones de Derechos Humanos que pretende ignorar y reescribir la historia reciente de países y sus pueblos con vocación democrática en todo el mundo

El Centro de Estudios del Magreb (CEM), liderado por su presidente don Juan Carlos Moraga, en su texto “Sahara y Centro de Estudios del Magreb”, recientemente difundido, desde la ciudad de Santiago el 10 de agosto de 2018, ha señalado con prístina elocuencia la necesidad de aunar esfuerzos en la tarea de perseguir incansablemente la paz por medio de la coordinación latinoamericana de todas las organizaciones afines a los pueblos del Sahara Occidental y el Magreb

El espíritu, tanto del CAASM como del Centro de Estudios del Magreb, es cumplir los anhelos de Su Majestad el Rey Mohammed VI de Marruecos, en cuanto a establecer un Diálogo Universal de todos los grupos sociales y culturales del mundo, aun cuando la cultura, el idioma, su ideología e intereses temporales, parezca ser un obstáculo por lo distantes unos de otros. Intenciones que fueron plasmadas en la Declaración de Santiago, en el mes de Julio de 2018, en las jornadas de Estudios sobre Derechos Humanos, rol de la mujer y Sahara: Solución Pacífica de Conflictos

La denuncia precoz y oportuna de cualquier acto que signifique Violar los Derechos Humanos de cualquier Persona, Etnia o Grupo Vulnerable en el mundo, es motivo de urgente y permanente ocupación para nuestras organizaciones, las que conjuntamente estamos articulando y operando un sistema de protección de derechos a grupos y etnias vulnerables de todas las regiones, especialmente de Latinoamérica y el Magreb

Saharauis, Mapuches, Aimaras, son un evidente ejemplo de etnias y grupos que por su especial condición y ubicación geográfica se ven divididos societaria y materialmente por líneas fronterizas creadas por el hombre. Estas divisiones geopolíticas ponen a estos grupos originarios en una situación de vulnerabilidad que temporalmente desmejora su calidad de vida y que impone a los gobiernos transfronterizos la necesidad permanente de observar y proponer soluciones concretas para resolver las demandas sociales y culturales, mejorar y corregir las ofertas sociales, económicas y administrativas que los estados proponen

El llamado de su Majestad el Rey Mohammed VI de Marruecos, a dialogar universalmente entre civilizaciones, es un imperativo moral para todo ser humano ético y amante de la paz. Este llamado que contiene un explícito capítulo a conversar con el eventual adversario en todo momento, aun cuando su ideología e intereses estén momentánea y diametralmente distantes, es el corazón de la Propuesta Real que invoca con toda su majestuosidad, como posible, la voluntad de resolver cualquier conflicto existente por mucho que parezca una tarea imposible

En el mismo sentido, es que se entiende la trascendencia del naciente proyecto Universidad Bicentenario de Chile y los acuerdos firmados entre el Centro de Estudios del Magreb y la Universidad Mohammed V de Rabat, al que se ha sumado el apoyo de la Universidad de Chile, que tienen por objeto principal crear una universidad en Chile con estrechos vínculos Académicos e Intelectuales con el Reino de Marruecos, promoviendo por ese medio el intercambio cultural intenso más allá de cualquier frontera geográfica, política o idiomática

La experiencia en las jornadas del pasado mes de julio en Santiago de Chile, han demostrado que en nuestro país existe un inmenso ánimo de profunda fraternidad con las comunidades del Sahara Occidental y el Magreb y la a veces adversa realidad cotidiana que les afecta, regularmente por cuestiones políticas ajenas a su voluntad.

Las organizaciones sociales de Latinoamérica convocadas en Chile tienen una intensa sensibilidad con la promoción y protección de los Derechos Humanos de las etnias originarias de ambos continentes y especialmente con la etnia Saharaui en el Sahara Occidental, la que por su evidente similitud en aspectos territoriales y forma de cultura, empatiza con el pueblo Mapuche del sur de Chile y Argentina.

Es el momento de sumar y comenzar a diseñar la semilla del futuro de la civilización humana y obviar el obstáculo de la barrera idiomática que aparenta distancias más extensas de las que realmente nos afectan.

No compartimos la opinión y la creemos equivocada, de aquellos que con sus dichos relativizan y miden con distinta vara la gravedad de las violaciones a los Derechos Humanos. Estamos por la protección igualitaria e inequívoca de toda víctima de abusos, violación y atropello a los Derechos Fundamentales.

Entendemos los Derechos Humanos como una premisa fundamental de convivencia humana pacifica y que estos Derechos Fundamentales son iguales y los mismos para todo ser humano sobre la faz de la tierra y donde quiera que nuestra inteligencia y capacidad como especie nos lleve en el universo.

La Ética y la Moral humana es inalienable e inmutable en el tiempo y el espacio, trasciende etnias, lenguas, idiomas, culturas y civilizaciones y no cabe en sus conceptos ninguna forma de diferencias ni discriminaciones, por lo que ningún gobierno, institución, grupo o ideología temporal puede afectarles.

Nos hacemos parte en la convocatoria del Centro de Estudios del Magreb, para aceptar la diversidad cultural y el respeto a Los Derechos Humanos como una premisa fundamental del progreso y desarrollo de los pueblos y concurrimos al llamado de Su Majestad el Rey Mohammed VI de Marruecos, en cuanto a sentarse a su Mesa del Diálogo Universal, que mandata incluir a toda persona humana sobre la faz de la tierra. Especialmente damos inicio en nuestras regiones de América Latina y el Magreb al diseño y construcción de la Semilla de la Paz Universal, con cuyos frutos, nuestros pueblos construirán juntos el futuro de la humanidad.

Santiago, Agosto 14 de 2018.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page