FeaturedLas cosas lo que son

Rusia, Argelia y Marruecos De nada sirvió la puerilidad de Argelia con Lavrov

Visita de trabajo de un poco más de un día del jefe de la diplomacia rusa a Marruecos, culminada con una audiencia real, una buena oportunidad para resaltar la calidad de las relaciones estratégicas entre Moscú y Rabat.

Era necesario, entre otras enigmáticas consideraciones, porque en su etapa argelina, el régimen argelino ha hecho todo para crear algún “malentendido amistoso” de Rusia con Marruecos.
De tal forma que, en sus ya habituales chiquilladas, Argel arrastró a su Polisario por donde pasaba o debía estar Sergei Lavrov, cuyo, protocolo parece preverlo de antemano, con una serie de sutiles contramedidas…
Y terminó la visita del canciller ruso sin que las marionetas vestidas de “gala saharaui” pudieran acercarse a Lavrov.
Una vez en Marruecos, las cosas eran diferentes. Bastaba el reciente acuerdo agrícola y pesquero con la UE y su alcance e impacto sobre la cuestión:
En el marco de los usos costumbres diplomáticas, Rabat ha informado a su huésped ruso de los pormenores y el profundo significado y sentido de aquél acuerdo.
Recordémoslo:
Al adoptar este Acuerdo, el Parlamento Europeo ha reconocido que su aplicación beneficia el desarrollo de la región del Sáhara y las poblaciones locales, reconociendo una vez más la plena conformidad de este Acuerdo con el derecho internacional y la legalidad ».
Y…
El Tribunal de Justicia de la UE rechazó, por inadmisible, en su sentencia de 21 de diciembre de 2016, la apelación del “Polisario” que solicitaba la anulación del Acuerdo Agrícola “no reconociendo al “Polisario” ningún derecho de representatividad de las poblaciones del Sahara y no le dio ningún papel en el proceso de conclusión de los acuerdos entre Marruecos y la UE », dijo el diplomático marroquí.
Las mejores palabras, dice el refrán árabe, son las que son pocas e ilustrativas.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page