América LatinaCrónicasFeaturedIntegridad territorial

Sáhara: 62 senadores colombianos rechazan el reconocimiento de su país a la pseudo-RASD

No!

Rechazando la política del presidente Gustavo Petro y su apoyo a la pseudo-RASD, 62 senadores del Congreso de la República de Colombia (de un total de 108) presentaron, ayer, martes 25 de octubre, una moción de apoyo a Marruecos, instando el gobierno a cambiar de opinión al respecto. 

Esta moción es auspiciada por el Secretario General del Senado, Gregorio Eljach Pacheco, quien la leyó ante el pleno. Los senadores firmantes expresan su profundo rechazo y total disconformidad con la posición adoptada el 10 de agosto de 2022 por el Ministerio de Relaciones Exteriores, reafirmando la vigencia de un comunicado de prensa conjunto suscrito el 27 de febrero de 1985, con la autoproclamado Rasd, así restableciendo las « relaciones diplomáticas » con « un movimiento separatista que se autodenomina ‘país’ pero que, en realidad, no es reconocido por la gran mayoría de los países del mundo, y menos por Naciones Unidas », indica esta moción. El texto fue defendido con ardor en el acto por muchos senadores, incluida Paola Holguín Moreno, del partido Centro Democrático.

Esta decisión, que atañe a la soberanía e integridad territorial de Marruecos, país con el que Colombia mantiene relaciones diplomáticas desde hace más de 43 años, es considerada « paradójica ». “Al desenterrar una resolución que data de hace más de 37 años, es evidente que esta decisión se tomó sin evaluar la situación actual, ni medir sus consecuencias, afectando profundamente los excelentes lazos de amistad que históricamente nos unen a Marruecos, un gran país amigo y aliado, que representa para Colombia un socio estratégico y privilegiado en África y en el mundo árabe, dado su liderazgo y su reconocimiento a nivel regional, continental y mundial”, especifica la moción.

Colombia-Marruecos: el envés de un vuelco

Para los firmantes de la moción, desde 1985, el mundo ha evolucionado, y también la disputa por el Sáhara, que dio un giro decisivo en 2007, cuando Marruecos presentó la iniciativa de autonomía, con vistas a dejar el estatus qué.

“Al respecto, cabe recordar que Colombia ha mantenido, durante muchas décadas, una posición constructiva, apoyando los esfuerzos realizados por Marruecos para lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable sobre la base de esta iniciativa, la preeminencia de la que se ha consagrado en 18 resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas desde 2007, y que ha sido calificada de “seria, creíble y realista”, tanto por el Consejo de Seguridad como por la comunidad internacional”, subraya la moción.

El texto también vuelve sobre las relaciones entre Colombia y Marruecos que han alcanzado un nivel óptimo e inédito en los últimos años, y agrega que los lazos políticos, económicos, sociales, turísticos, académicos y humanos se han fortalecido gracias a los acuerdos y convenios suscritos entre Bogotá y Rabat.

Estos incluyen el Acuerdo de Servicios Aéreos y el Acuerdo de Exención de Visados. “Cabe señalar que Marruecos es el primer país africano en concluir un acuerdo bilateral con Colombia en esta materia, que no solo abre las puertas de Marruecos a los colombianos que así pueden conocer este gran país, sino que también permite a los marroquíes visitar Colombia, de esta manera fortaleciendo nuestro turismo nacional”, volvemos a leer.

Reconocimiento de la pseudo-RASD por parte de Colombia: ¿miopía política o ceguera ideológica?

También se destacan otros acuerdos de gran importancia para nuestro país, en sectores tan estratégicos como la agricultura, las energías renovables, los ferrocarriles, los puertos y la artesanía.

“Marruecos, la puerta de África, está a la vanguardia en sectores clave para los intereses de Colombia y podría facilitar nuestro posicionamiento en los mercados africanos y árabes, convirtiéndolo en una estrategia significativa en múltiples sectores de suma importancia, como el comercio y la agricultura”, subrayan los firmantes del documento adoptado por el Congreso.

Para los senadores colombianos, la decisión tomada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en agosto pasado va en contra de uno de los principios fundamentales de la diplomacia colombiana, a saber, la “no injerencia en los asuntos internos de los países”. Ya que “arruinó las excelentes relaciones que siempre hemos mantenido y deseamos seguir manteniendo con Marruecos”. “Es por ello que, en el marco del total respeto a la integridad territorial de los Estados miembros de las Naciones Unidas y, tanto más cuanto que esta cuestión es de fundamental importancia para Marruecos, ya que atañe a su integridad territorial y soberanía , los suscritos Senadores de la República, exhortamos al gobierno del Presidente Gustavo Petro y a su Ministerio de Relaciones Exteriores, a proceder a la revisión de la decisión adoptada y a apoyar los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad para alcanzar una solución política, pragmática, realista y duradera a este diferendo regional, de conformidad con la legalidad internacional, y que además promueva la paz y la estabilidad en esta región del mundo”, concluye el texto.

Tarik Qattab (Le360)

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page