CrónicasFeaturedIntegridad territorial

Sahara, Argelia y Marruecos: Lo que no se debe descuidar

Puntualización necesaria

Ayer, la Unión Europea (UE) volvió a insistir, como todo el mundo a excepción de los mercaderes de guerra del Polisario y, ya, desde hace días, parte de sus mentores, en la necesidad de preservar la libertad de circulación y de los intercambios transfronterizos en la zona de El Guerguarat y en la importancia primordial de velar por el respeto de los acuerdos de alto el fuego.

Esta posición fue expresada por su Alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, en una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, y con el jefe de la diplomacia argelina, Sabri Boukadoum.

O sea: entre los principales implicados en, por un lado, la crisis de Guergarat, y en el artificial conflicto del Sahara marroquí en general.

Argelia y Marruecos y nadie màs, porque se debería ser ingenuo para pensar que la cúpula de las milicias del Polisario puede respirar sin permiso y autorización de los servicios de inteligencia militares argelinos.

No obstante, se debe reconocer que la crisis de Guergarat ha sacudido fuerte y muy positivamente la conciencia de gran parte de los sectores argelinos.

Aparentemente y es más que suficiente, no pocos mandatarios, como el presidente del Parlamento argelino, se limitan a exigir “una vuelta a negociaciones”.

¿Negociaciones (en plural) con quién, cómo y cuándo?

Entre Marruecos y Argelia y, paralelamente entre el Polisario, el Consejo Real Consultivo de Asuntos Saharauis (CORCAS) y el Movimiento Saharaui para la Paz (MSP) que representa una amplia franja de los saharauis dentro y fuera de los campamentos argelinos de Tinduf.

Falta por responder a cómo y cuándo: Directamente, como debe ser en divergencias entre vecinos y lo antes posible para dar un impulso a la unidad e integración magrebí y superar el “error estratégico” en la creación y teledirección del Polisario.

Guergarat, como era de esperar, ha cambiado muchas cosas y ha hecho resurgir muchas realidades que, ineluctablemente van a regir el presente y futuro del prefabricado expediente del Sahara marroquí.

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page