Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara/Desarrollos: EE.UU parte de solución, España, parte del problema

Células durmientes

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

En un momento en que hasta el mentor argelino se ha dado cuenta de que está luchando contra molinos de viento, parte de España, especialmente cierta prensa cree que es momento de remplazarlo.

Cundo, prácticamente, todo el mundo reconoce y aplaude la operación civil de despejar uno de los puntos de amortiguamiento que sirve de frontera crucial entre Marruecos y el resto del continente africano y, desde allí, Europa, cierta prensa española que nos recuerda “Arriba”, “Alcázar”, “Ya” etc. Sigue defendiendo a capa y espada el estado de beligerancia en el Sahara, fuente, probablemente de gran parte de su financiación ilícita.

Para la cuestion del Sahara, en España hay desmaiadas e inutiles células durmientes.

¿Quién ocupó y quién liberó el cruce de El Guergarat/ ¿Cómo fue y con qué resultados? Para esta prensa inútil desplegar algún esfuerzo en explicarlo. Lo hizo la ONU, la UE y la UA, sobrevivir sin aguas turbias, incapaz de sobrevivir fuera de las aguas turbias, a esta prensa le espanta la paz y la concordia entre hermanos.

Alérgicos a la paz y a la distensión entre “moros”, cabe preguntarse ¿Cómo fue/está siendo recibido en España el Movimiento saharaui para la paz? Respuesta: Combatido a capa y espada, especialmente por el arma de destrucción masiva que es el silencio.

De tal manera que, poco a poco, España con estos segmentos de la discordia, del odio, del separatismo y de la división se convierte en parte del problema mientras que otros países… muchos países se convierten en parte de solución.

Paradoja: en Layun existe ya un barrio diplomático.

 

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

184 Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page