Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara: La fuerza de la legalidad

Argelia sin màsacara

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

La inteligencia militar argelina nunca lo lamentaría lo suficiente. El cuento de Guerguerat que había montado le Salí, literal y completamente, lo contrario que se imaginaba y planeaba.

Por casi todo el mundo (a muy pocas excepciones como la de Podemos que no solo está en contra de Marruecos sino también del gobierno del que forma parte), se alzan voces de apoyo y de solidaridad con Marruecos.

Y ahora es el ex presidente de Túnez quien llama al pan, pan y a los polpotianos, el régimen argelino y su Polisario, lo que son.

Los que creían que estar en contra de Marruecos y su integridad territorial era muy lucrativo, se sienten frustrados y decepcionados. La fuerza de la legalidad los ha arrasado, mientras que los vende patrias, la quinta columna en el Sahara marroquí, muestra a propios y extra os lo que es en realidad: vulgares delincuentes sin escrúpulos que no les importa contaminar a todos los pasajeros de un vuelo a fin de poder salir en la foto. “Una tentativa de homicidio voluntario y premeditada”, como diría el otro. Y los que piensan, actual y proceden así, no se podría descartar que mañana o pasado dispararían contra su empleador argelino y su doméstico polisarista.

Guerguerat ha puesto en evidencia el carácter miliciano y servil del Polisario y la bajeza de su mentor argelino…

¡Y lo que te ronda morena!

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page