Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara marroquí: Apostar por el MSP

Buscar una solución

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Con la revelación de la “ocupación” del “presidente” argelinizado Mohamed Benbattouch, alias Brahim Ghali de ex chivato franquista, el debate en estos campamentos argelinos de Tinduf se ha desplazado bruscamente a las verdaderas posibilidades de una solución, real, realista y acorde a los imperativos del !momento y a la historia de este prefabricado conflicto.

No pocos en este gulag argelino comienzan a preguntarse con Mouna Hachim que escribía hace poco en el diario digital marroquí Le369: ¿alguien ha leído u oído en algún lugar, a lo largo de los siglos, de la existencia de un Estado saharaui, de una moneda saharaui, de una bandera, de un ejército, algo que recuerde la característica de un Estado?

La respuesta es un patético silencio, normal en un régimen de terror como el argelino-polisarista en Tinduf, que traduce el firme anhelo y voluntad de estas poblaciones a pasar de rehenes (en Argelia) a ciudadanos a parte entera en su país: Marruecos.

Para ello, ya casi nadie duda en estos campamentos que la opción Polisario ni es real ni es realista. Todo el mundo, unos más que otros, apuestan por el Movimiento Saharaui para la Paz la única alternativa para provocar un deshielo en este expediente y avanzar hacia una solución justa y pragmática a esta cuestión que, con Argelia y su Polisario, corre el riesgo de perpetuarse para los secuestrados de Tinduf.

El curso de los acontecimientos dentro y fuera de Naciones Unidas revela, cada vez con más claridad y contundencia que la descarga eléctrica para reactivar la parada de este expediente en la que se enuentra desde hace màs de 4 décadas, se llama MSP porque tanto el Polisario como su mentor argelino con la cuestión del Sahara tienen otros objetivos y otras finalidades.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page