Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara marroquí celebra victoria Leones: ¡Euforia: -video-

Una dura escena para el régimen argelino, cuando la ciudad de El-Aaiún en el Sahara marroquí sale a celebrar su clasificación

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar

En Layun, Dajla Bojador, Samara y en todos las ciudades y localidades de la geografía del Sahara marroquí, fue una explosión de júbilo y de regocijo.

Las principales plazas y arterias de estas ciudades y localidades fueron investidas por miles de ciudadanos para festejar la victoria de su selección en el Mundial de Qatar y su histórico acceso a los o octavos de final en tanto que único representante árabe en este certamen de alto nivel del futbol mundial.

Hasta altas horas de la madrugada, los habitantes sahrauies seguían recorriendo las calles de Layun y otras ciudades con banderas, retratos de los leones y bocinazos para expresar su felicidad y su orgullo por la brillante representación de la selección de su país.

En los campamentos de Tinduf la celebración ha sido confiscada y pese a que las poblaciones conocen los viles métodos argelino-polisaristas en estas circunstancias y su ejército de chivatos, muchos han tomado el riesgo para expresar su alegría y su júbilo por la brillante actuación de sus leones del Atlas.

El jueves por la tarde y noche era un auténtico referéndum en el Sahara marroquí.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page