América LatinaCronica desde TindufCrónicas

Sahara marroquí/CS ONU: Los antes y después de la 2654

Comienzo de solución

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

En Nueva York e incluso en Argel no son pocos los que barajan cifras de lo que se ha gastado el mentor argelino para “evitar un desastre”.

Dicho con otras palabras: habrá un antes y un después de la resolución 2654. Y es que, como lo ha subrayado la nota-denuncia de la mayoría de los senadores colombianos sobre el reconocimiento de su país a una entidad fantoche “la ONU no reconoce a esta entidad y lo dijo y reiteró”.

Discrepancias de orden geopolítico a parte, la resolución 2654 fue casi unánimemente votada, lo que ilustra cabal y elocuentemente el vertiginoso avance de la idea de autonomía en el Sahara marroquí, lo que ha hecho decir a uno de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que” desde ahora en adelante Argel solo quiere ganar tiempo”.

“! ¡Indefendible!” cree la mayoría de los diplomáticos argelinos experimentados. E indefendible va a ser este año en que el impacto de la ONU va a rectificar muchos errores y muchas desviaciones de apreciación.

En una palabra, como en mil: la resolución 2654 abre la vía a una solución realista, realizable y fiable del “problema” del Sahara marroquí.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page