Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara marroquí/ “El espíritu de Dakar”: ¡Pánico en Argel y en Tinduf!

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

El mentor argelino ha seguido, con inquietud y suspense, desde el comienzo hasta el final el Thnk Tanks de Dakar sobre el Sahara marroquí.

Los generales de Argel y sus domésticos polisaristas saben, como muchos, que el seminario de la capital senegalesa constituye un punto de inflexión en el conflicto que han creado y la génesis de la vuelta a la legalidad en el seno de la UA.

Argel, como no pocos en sus campamentos de Tinduf ven que los discursos del seminario de Dakar pueden significar que el Polisario ya tiene un pie fuera de la Unión Africana en la que ningún sacrificio argelino para tergiversar la realidad institucional de la organización panafricana puede ocultar que la UA es para Estados y o para milicias.

En los campamentos argelinos de Tinduf, la gente sabe que la Argelia de junio del 2021 no es la Argelia de noviembre de 1984 y la OUA de Edem Konjo no es la UA de la legalidad y de los Estados.

Sabe que con un ex chivato franquista la milicia acabar revelando sus nefastos secretos y su total y humillante dependencia del aparato militar argelino.

En los campamentos argelinos de Tinduf, la gente sabe que la cuestión del Sahara es, en Marruecos, de todos los marroquíes, mientras que en Argelia es de un puñado de oportunistas generales contestados y rechazados hasta en su propio país.

Con el seminario de Dakar es la historia que se escribe… es el presente y el futuro de África que se vislumbra.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page