FeaturedLas cosas lo que son

Sahara marroquí: Entre la realidad (realismo) y la ficción (falsos cálculos)

No queda mucho tiempo... pero queda

En un título altamente ilustrativo (Son ellos, no el sistema) Esther Palomera afirmaba en su crónica en elDiadio.es que “No es la política, sino los políticos los que han fracasado”.

 La cronista española se refería a los líderes de los partidos políticos de su país.

No obstante, en tenemos que la atinada frase puede extenderse a una mayor dimensión, fuera de España y más allá de los líderes de sus partidos políticos para abarcar a sistemas de gobierno, a sus trasnochados hegemonismos y al daño que causa, a su país, al entorno regional y a la paz y estabilidad internacionales.

Me refiero más concretamente al prefabricado problema del Sahara marroquí, fruto de una guerra fría que se convirtió (o la convirtieron algunos en paz caliente), en la pluma de una de las personalidades política y de defensa de derechos humanos más creables en Chile, en América Latina, y al poste en el mundo: Juan Moraga ex preso político en su país y una voz (y una pluma) que desafía la coacción, la tergiversación y asimismo las ideas preconcebidas sin comprobar ni averiguar.

En un artículo-opinión publicado esta misma mañana en infomarruecos.ma/conacentomarroqui, bajo el muy significativo título: “El conflicto del Sahara”, DDHH y una verdad que se abre paso”, el Sr. Moraga analiza objetiva y desinteresadamente las convulsiones que ha conocido/conoce este artificial problema, lo que representa para la paz mundial y sobre todo, lo que se debe hacer para que prevalezca el sentido común y el valor político para renunciar a empresas desestabilizadoras por, procuración y optar por la concordia, el dialogo, la concertación y la distensión.

Una solución al problema y no problema a la solución.

Show More

Related Articles

Close
Close