CrónicasFeaturedIntegridad territorialVela en la obscuridad

Sahara marroqui: Los apoyos africanos descubren, por fin, una superchería llamada « RASD »

Fin de una impostura

Por Mohammed Ould Boah (Le360)

La Comisión Africana quiere que todos sus miembros, incluida Argelia, respeten la resolución 693 de las organizaciones panafricanas del Sahara.

Los pocos países africanos que aún apoyan al Polisario están comenzando a revisar su posición. El episodio más reciente: Etiopía acaba de notificar al supuesto jefe de diplomacia del Polisario que ahora se apega solo al proceso político de la ONU para resolver el problema del Sahara.

Atrás quedaron los días en que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Etiopía en los últimos años tomó medidas enérgicas contra los comunicados de prensa que reiteraban el apoyo total de su país al separatismo defendido por la fantasmal « RASD ».

El jueves pasado, un enviado del Polisario, recibido en Addis Abeba por el canciller etíope, se mostró sorprendido por el cambio de tono en este país, hasta ahora contado entre los pocos partidarios de los separatistas.

Aquél mismo 11 de marzo de 2021, el viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores etíope, Demeke Mekonnen, asestó un duro golpe al Polisario al recibir en Addis Abeba a Mohamed Salem Ould Salek, el llamado jefe de diplomacia de la pseudo-RASD, portador de un mensaje de Brahim Ghali, jefe del Polisario, Demeke Mekonnen explicó claramente a su interlocutor que el tema del Sahara estaba ahora en el manos de Naciones Unidas, y en este sentido es necesario respetar la legalidad, tal como lo estableció la Unión Africana en 2018.

Según dos medios etíopes, Waltainfo y Fana BC, Demeke Mekonnen « aseguró que Etiopía siempre ha sido coherente en su apoyo a una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, de acuerdo con los principios y objetivos del Acta Constitutiva de la Unión africana y la Carta de las Naciones Unidas ».

Aunque el jefe de la diplomacia etíope no mencionó la cuestión del Sahara por su nombre, el enviado del Polisario ha comprendido suficientemente que Etiopía, que ha reconocido a los separatistas durante varios años y de la que alberga una llamada « embajada », está en proceso de reajustar su posición sobre el Sahara marroquí.

Este cambio de tono es tanto más significativo cuanto que hasta ahora el Polisario consideraba a Etiopía como su principal aliado diplomático, Addis Abeba alberga la sede de la Unión Africana, la única organización regional en el mundo donde el Polisario ha logrado irrumpir.

Es esta capacidad que el emisario del Polisario acudió a buscar apoyo en la « capital de África », con el fin de exigir un hipotético regreso de la cuestión del Sahara al redil de la Unión Africana. Pero fue sin tener en cuenta que desde el regreso de Marruecos a la UA, los países africanos han comenzado a tomar conciencia de este engaño que constituye la “RASD”, entidad cofirmada por Houari Boumédiène y Mouammar Gadhafi, y que solo debe su existencia al apoyo financiero, militar y diplomático del régimen de Argel.

Etiopía es un ejemplo perfecto de esta conciencia, a través de una decisión inequívoca y respetuosa de la ley, una decisión que dejó boquiabiertos a los medios oficiales argelinos, inicialmente fueron lentos para relatar esta entrevista, antes de que la APS decidiera informar, dos días después, que las conversaciones entre Ould Salek y los etíopes « se centraron en la situación regional e internacional (…), las dos partes dieron la bienvenida a la excelente situación histórica relaciones bilaterales, expresando su voluntad de desarrollarlas al servicio de los dos pueblos y países ”.

En ningún momento APS se hizo eco de las impactantes declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía. Este último incluso descendió demasiado a la desinformación, tomando como fuente un sitio del Polisario. Sin embargo, aun tomándonos la molestia de consultar estos pseudo-medios, no encontramos rastro de esta reunión en Addis Abeba, que sin embargo tuvo lugar, pero cuyo resultado tuvo el efecto de una verdadera ducha fría, para los sitios separatistas, que por lo tanto optó por ignorarlo.

Este cambio radical en la posición de un antiguo partidario del Polisario es el segundo gran revés diplomático registrado por el tándem Argelia-Polisario durante la misma semana.

De hecho, se produce solo dos días después de que sus maniobras en la Cumbre del Comité de Paz y Seguridad de la Unión Africana, el 9 de marzo, colapsaran lamentablemente, mientras que Argelia no pudo reunirse (por videoconferencia) que los cuatro jefes de estado africanos que aún apoyan a los separatistas del Polisario. . Durante esta reunión, que fue similar a un atraco diplomático, fueron los ministros de Relaciones Exteriores de los otros estados participantes quienes recordaron a los jefes de estado de Argelia, Kenia, Sudáfrica y Mozambique que el PSC de la UA no estaba facultado para negociar sobre la cuestión del Sahara. El mismo llamado al orden también vino del presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, quien consideró que esta reunión del PSC era ilegal. Según él, viola la resolución 693 de la UA, adoptada por unanimidad por los jefes de estado africanos en julio de 2018 en Nouakchott, y en virtud de la cual es la ONU la que tiene el derecho exclusivo de administrar el expediente del Sahara.

Esta resolución 693 de la UA será en última instancia el credo del nuevo presidente del Consejo de Paz y Seguridad, el nigeriano Bankole Adeoye, quien asumió oficialmente el cargo el viernes 12 de marzo, poniendo así fin a otro (gran) engaño argelino, llamado Smaïl Chergui. Este último regresa a su país devastado, desesperado y humillado. En la AU, el « carroñero », porque ese era su apodo, ni siquiera recibió una bebida de despedida.

De: Le360

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page