Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara marroquí: Recordemoslo…

Con o sin Estados Unidos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

La gente (rehén de este gulag argelino de Tinduf) comienza a analizar los hechos y derechos. Antes de la creación del Polisario 10 mayo 1973, Zouerate, Mauritania  ¿Quién había? Respuesta: España, potencia colonial y Marruecos, país colonizadas sus provincias del Sur. Ni España sonaba con otra provincia española en el continente africano (Un Kuwait como la calificaban las autoridades de la época) más de Ceuta y Melilla ni Argelia tenía aun tan desmesurado y surrealista sueno de “ganarse” una fachada atlántica.

En la ONU, desde 1956, fecha de la independencia de Marruecos acudían anual y puntualmente al Comité de los “Peticionarios” representantes de la potencia colonial española y Marruecos que reivindicaba sus provincias del Sur. Hasta la fecha viven aun algunos de ellos y otros, como el difunto Brika Zeruali, ex vicepresidente del Parlamento marroquí, han fallecido con su patria marroquí incrustada en sus corazones y legada a sus hijos.

Y así… hasta que un conflicto íntimamente personal entre el difunto Houari Boumediane padrino y destructor del Magreb y el también difunto rey Hassan II haya degenerado en la peor y menos realista empresa de desestabilización en el Magreb.

Desde entonces algunos se acostumbraron a “presidencias” hechas a su medida por el mentor argelino. Otros a ministerios, en recompensa de sus apegos al padrino argelino y terceros a embajadas y otros altos “cargos” en una república virtual de Tinduf. Divisas a punta pala e inmunidad en sus “empresas” de malversación de la ayuda humanitaria internacional y los diversos tráficos.

Sin embargo, como todas las imposturas tienen un fin y como lo reconocen no pocos dirigentes argelinos: el Sahara es cada es más marroquí…

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page