Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara marroquí/Solución: El MSP o la gran ocasión

Argelia busca una paz mutilada

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

La diarrea dialéctica de los voceros del Polisario con la visita del Enviado personal del SG de Naciones Unidas a Tinduf es vista por los observadores del tema como una ilustración de la psicosis que vive la milicia argelina con la subida y popularidad del Movimiento de los Sahrauies por la Paz.

Mouloud B. ZQ lo explica en su contexto: “¿Quién puede preferir una inútil guerra de 47 años a una paz solución a su drama?”.

Según él “Argelia consagra actualmente un importante presupuesto para calmar las voces que contestan tanta servidumbre a sus generales y la total y devastadora inutilidad de esta servidumbre”.

Sin embargo y no es ningún milagro, sin llegar a todas las franjas de la población secuestrada en los campamentos argelinos de Tinduf, debido al cerco argelino-polisarista, la gente ve al MSP como el salvador y la providencia.

La gente espera con ansias la conferencia de Canarias y no pocos ya han anunciado que puede ser el comienzo del fin de “este calvario”.

El MSP, la solución y la alternativa. Una milicia que no logra representar (por la fuerza) más del 2% de los sahrauies debería tener un poco de vergüenza y responder a la voluntad del 98% aunque la lógica y el resto del prójimo no figuran en el léxico polisarista.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page