Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sahara/UE: Las alucinaciones de Argel

ver lo que no hay, anunciar lo que nunca ha existido

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

¿A quién quiere engañar aun Argelia clon sus alucinaciones sobre el Sahara?

En su gulag de Tinduf, la gente se inquieta sobre su presente y su futuro ante el estado muy avanzado de desequilibrio socio-económico y ahora geopolítico del mentor argelino, que ve lo que no hay y escribe lo que nunca ha existido.

Con ello, el régimen argelino, sin mascara desde hace años, suscita el odio y la   vergüenza de las poblaciones en estos tristes campamentos argelinos de Tinduf.

Se acabaron los argumentos y se comienza a inventar otros. Lo único que puede alentar a esta gente es abrir las puertas de este gulag para que vuelva a su país: Marruecos.

Ironía del destino es la polpotista APS que inventa posturas sobre el Sahara antes de que sus domésticos polisaristas adoptaran el tono a lo que podría dar un último aliento a esta población perdida en casi medio siglo en falsas promesas del Polisario y desmesurados apetitos hegemonistas de Argelia.

Mentor y avasallado comienzan a ¡mostrar serios indicios de una divagación, indicio del comienzo del fin.

Mientras tanto la justicia española vuelve a interesarse por los crímenes contra la humanidad del “presidente” argelinizado Brahim Ghali.

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page