Cronica desde Tinduf

Sahara: UE, UA y ahora EEUU ¿Qué queda?

El mundo... casi todo el mundo

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Ultima chiquillada del Polisario y su mentor argelino: Instaurar un muro entre la población y la información y el mundo exterior. Las noticias son alarmantes y no se vislumbran indicios de otro tipo de desenlaces. Ayer mismo Estados Unidos ha incluido el Sahara marroquí en sus presupuestos 2019. Se trataba de una ratificación de su presidente tras la aprobación de las dos cámaras del Congreso.
La verdad que eclipsa la impostura. Argelia y su Polisario no saben sobre qué pie deben bailar. Hasta Venezuela y Cuba tienden hacia la neutralidad. En África los herederos de Bokassa y de Idi Amin ven atónitos como su Argelia incumple sus promesas de ayuda. En estos tristes campamentos la gente se pregunta sobre lo que queda por hacer. El mundo se ha despertado y la calumnia argelina y el surrealista sueno de sus dirigentes de llegar al Atlántico a través de otra Argelia se ha desmoronado…
“Dicen que van a recurrir a la justicia. De seguir recurriendo a la justicia van a tener que vender hasta sus calzoncillos… los que los tienen”. Irónico comentario de un joven quien ve como todo el mundo toma posición por la verdad y el derecho.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page