Cronica desde TindufFeatured

Sahara/España Argelia y sus voceros Khalil R’Guibi

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

¿Pero que dijo Ana palacio para merecer tan cruel ofensiva? Y es que en Argelia y su banda del Polisario no hace falta decir o hacer para merecer tan severo destino… sobre todo en una España donde el vertiginoso descenso y decrecimiento de simpatías hacia las milicias del Polisario no solo inquieta sino asusta… sin que marruecos hiciera nada.
Ahora parece que el relevo de Fadel Benyaich por su hermana, Karima al frente de la misión diplomática de Marruecos en Madrid coma preocupar seriamente a los impostores argelino-polisaristas. Lo que se ha construido sobre las mentiras siempre acaba muy frágil.
Y frágil es el presente y el futuro del Polisario en España y en el mundo. En estos campamentos de Tindouf nadie lo ignora pero tampoco nadie les deja la oportunidad de pensarlo. Un futuro incierto y una vida dilapidada entre servidumbre al amo argelino y una precariedad que roza la indecencia. ¿De qué dignidad se puede hablar cuando ni siquiera se obtiene la limosna bajo forma de ayuda humanitaria internacional?
Sin embargo, tanto la cúpula de la banda del Polisario como sus empleadores argelinos saben pertinentemente que esta dignidad saharaui que tanto han tratado de asfixiar está tan vida como antes y que nadie podrá resquebrajar.
En los campamentos hay todos los indicios de que se está viviendo la recta final… hacia el retorno al país… hacia Marruecos. La pregunta a flor de boca en los campamentos ¿Está Marruecos preparado?
Que lo demuestre…
 
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page