Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sed de poder en Argel: Sismo en Tinduf

Suspense!

                

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

 

Lo que representa ser apéndice de un régimen militar. Fuentes dignas de fe desde Rabuni, sede de la llamada secretaria general del Polisario, la cúpula casi no duerme.

La situación ni política ni económica ni mucho menos social del padrino no inspira tranquilidad y por cierto y lógica presente y futuro de la milicia en juego.

¿Quién ganará en la carrera hacia el palacio Al Mouradia? La pugna discreta pero no por ello no encarnizada entre el presidente Tebboune y su canciller, el enigmático Ramtan Lamamra quien, de repente recobra el petito del poder e incluso de la presidencia de la república no presagia nada bueno ni para Argelia ni para su milicia y legión extranjera, el Polisario.

Los jefecillos del Polisario temen ahora fuegos “amigos”. Algunos, incluso han fijado ya, de manera proactiva, destino por si las moscas.

En Argelia, las espadas están bien en alto entre el primer mandatario y su ministro de exteriores que, según los observadores en Argel, volvería a su armario, desde la próxima remodelación del actual gobierno argelino.

Los apetitos desmesurados y descomunales suelen provocar indigestión que si es política a cierta edad significa la tercera edad.

El Destino del Polisario, como siempre lo fue, depende del humor del general argelino de turno.

Otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page