Cronica desde TindufCrónicasFeatured

“Ser” o no “Ser” El daltonismo de la cadena SER

Ver lo que te digan ver

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

No ven. No quieren ver. No vieron durante 35 años. Algo deben estar ganando y temen perder con este prefabricado conflicto del Sahara en el que ponen todo su ímpetu, más que Cataluña, Vizcaya, Canarias, y Andalucía juntas.

Ni ven el reclutamiento de niños, ni la negativa de organizar un censo, ni los miles de inocentes en las mazmorras del Polisario, ni los informes de la ONU que aplauden los esfuerzos del Sahara marroquí en materia de derechos humanos, ni las condenas del Consejo de derechos humanos de Ginebra a Argelia y a su Polisario y a través de ellas a la Cadena Ser y a los que deforman la realidad del Sahara marroqui.

Olvidar la deontologia y los princpios eticos debe ser por algo… La Cadena Ser sabe por qué se arriesga a remplazarlos por la difamacion y la calumnia.

Servidor ha vivido y « trabajado » durante años en España y sabe por qué sirenas canta la Cadena SER.

“¿Solidaridad internacional?” Extraña noción de Ser de la solidaridad internacional. No se entera. En Estrasburgo, el Parlamento europeo, que, dudosamente debe acatar la cadena SER, acaba de dictaminar que el Polisario no representa a los saharauis.

Ni el Polisario de Argelia, ni la cadena Ser ni Podemos, de España. Los saharauis están en su país: Marruecos, disfrutando de sus plenos derechos y contribuyendo a un desarrollo de su tierra que España dejó doblemente desértica.

Pero, el mundo es el mundo y Cadena Ser es lo que es: dice lo que le dicen que diga y cierra los ojos ante lo que le dicen que no vea.

El mundo es testigo: sin el respeto de derechos humanos, el Sahara marroquí nunca hubiera alcanzado tan ejemplar nivel de desarrollo.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page