Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Signos de fin de trayecto Palestina o el nuevo afrodisiaco de Argelia*

Inventar causas

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

El expediente del Sahara con su campamento de Tinduf, sus rehenes, sus necesidades, su futuro, su dignidad y su orgullo han pasado a un efímero segundo plano en los proyectos desestabilizadores de Argelia.

¿Y el Polisario? O lo que es igual ¿Qué significa esto?

Que a los generales argelinos no les interesa ni el Polisario ni su “pueblo” saharaui ni su futuro ni lo que pueda ser. Siendo el objetivo y la finalidad desestabilizar al vecino marroquí, y mostrados incapaz de ello su Polisario, el régimen argelino busca otros medios.

La nueva cantinela de Argelia de relaciones de Marruecos con Israel explica los límites de los generales de Argel de ver más allá de sus narices.

Mañana el pueblo argelino les pedirá las cuentas: ¿Dónde fueron los billones de dólares, que tanto necesita el pueblo argelino, dilapidados en una inútil empresa de milicia y milicianos? ¿Qué se ha hecho con tantos pertrechos militares cuya compra al Polisario se han beneficiado muchos generales con jugosas comisiones?

O, para resumir: ¿Dónde está Marruecos y donde está Argelia? No le ha servido ni su Polisario ni el expediente del Sahara que ha prefabricado. Tampoco le va a servir la causa palestina que invierte en falsas causas.

Argelia vuelve a tropezar en la  misma piedra.

*El difunto rey Hassan II dijo que “muchos países árabes hacen de Palestina su afrodisíaco”.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page