Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Sin tierra ni pueblo ni soberanía: La UA y la legitimidad

Vuelta a la razón

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Tanto el nuevo jefe del Polisario, el argelino Ammar Bellani como su predecesor en el inmoral cargo, el argelinizado Mohamed BenBettoch, alias Brahim Ghali saben pertinentemente que cuando se comienza a alzar la voz se acaba con la vuelta a la legitimidad. Ambos y con ellos los mentores y domésticos saben que, para ellos, ha comenzado la cuenta atrás.

Voces africanas reclaman la expulsión de la fantasmagórica RASD de la UA. Por ahora son voces de autorizadas personalidades del continente, eso sí, pero cuyas voces llegan lejos… muy lejos… a donde deben llegar y a donde Argelia y su marioneta polisarista no quieren que lleguen.

La lluvia comienza con gotas. Gotas que comenzaron con la vuelta de Marruecos a su entorno africano. Era/es irreversible: donde hay Estados no hay sitito para las milicias e intrusos.

La legitimidad no es, no puede ser ni relativa ni selectiva. El acta fundadora de la Unión africana y de su predecesora Organización para la Unidad Africana es, a este respecto explicita y debe ser categórica.

Cuenta atrás, pues, del Polisario. Segundo cónclave, después el de Mauritania, que reclama su expulsión. El tercero será el bueno. Entonces Argelia y sus generales tendón razón de acusar a Marruecos de ser el responsable.

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

  • Argelia y su Polisario: Hablar sin comprender

  • Campamentos de Tinduf ¿Insolación o ignorancia?

  • Argelia y su Polisario: Entre la realidad y la ficción

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page