Actividad realBuenas noches MarruecosFeatured

SM el Rey aboga por una acción colectiva a fin de consolidar los fundamentos de la solidaridad entre los países islámicos

Mundo islàmico

Marrakech – Map

Su Majestad el Rey Mohammed VI llamó, hoy viernes, a una acción colectiva a fin de consolidar los fundamentos de la solidaridad entre los países islámicos y poner en marcha la transición hacia un modelo económico capaz de realizar el desarrollo en todos los niveles

Hoy en día, la magnitud de los desafíos nos obliga a emprender una acción colectiva a fin de consolidar los fundamentos de la solidaridad entre los países islámicos y poner en marcha la transición hacia un modelo económico capaz de realizar el desarrollo en todos los niveles, inyectando una fuerte dinámica a las relaciones económicas entre los Estados miembros, al servicio de los intereses de nuestros países y como contribución a la realización del progreso económico y prosperidad social de nuestros pueblos”, subrayó SM el Rey en un mensaje a los participantes en la 44ª reunión anual del Grupo Banco Islámico de Desarrollo (BID), cuyos trabajos comenzaron, hoy viernes, en Marrakech.

“Ante los importantísimos desarrollos geoestratégicos y en previsión de un retroceso del desarrollo económico mundial, la agravación de las tensiones comerciales, el incremento de las políticas proteccionistas, la inestabilidad mundial de los precios de los productos básicos, amén de la acentuación de las presiones exteriores y financieras sobre los mercados emergentes, se constata que la mayor parte de los países miembros del Grupo bancario afrontan verdaderos retos económicos y sociales vinculados al aumento del ritmo del desarrollo global y sostenible, sobre todo en el ámbito de la habilitación de las capacidades de los jóvenes y creación de empleo”, insistió el Soberano en este mensaje leído por Omar Kabbaj, consejero de SM el Rey.

A pesar de los resultados positivos alcanzados por los países islámicos en lo que se refiere a las reformas estructurales en los dominios financiero y económico, todavía queda mucho camino por recorrer para que estos países puedan habilitar sus economías y alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible, y la justicia social y espacial, subrayó SM el Rey antes de hacer hincapié, en este marco, en la necesidad de extender y ampliar el papel del Grupo del Banco Islámico de Desarrollo, impulsando sus prestaciones y programas, a fin de responder a las exigencias de los países islámicos y ambiciones de sus pueblos.

Por otra parte, Su Majestad el Rey deseó que el Banco Islámico desempeñe un papel precursor aportando apoyo a los esfuerzos desplegados por los países islámicos con miras a afrontar el cambio climático, afianzar la seguridad medioambiental y aprovechar óptimamente los recursos naturales, contribuyendo al mismo tiempo a la aplicación del compromiso mundial de facilitar la financiación necesaria para que estos países logren realizar los objetivos acordados en este ámbito.

Asimismo, el Soberano invitó a que se otorgue una atención particular a la financiación de los proyectos de habilitación de infraestructuras, estimulando la creación de proyectos de desarrollo que fomenten la complementariedad económica entre los países islámicos, especialmente en África, en diferentes ámbitos, como pueden ser aquellos relacionados con la energía e infraestructuras, a fin de reforzar el enlace eléctrico, terrestre y marítimo, sin olvidar los proyectos agrícolas, merced a los cuales se puede realizar la seguridad alimentaria.

En este marco, consideró que el proyecto de gasoducto Nigeria-Marruecos, constituye un modelo de proyecto integrador y estructurante, que se enmarca dentro de aquellos establecidos en la cooperación Sur-Sur, y con posibilidad de aspirar al apoyo del Grupo del BID, en consideración de que la mayoría de los países africanos concernidos por este proyecto son miembros del mismo.

Para SM el Rey, el grupo bancario está ahora invitado a desplegar una mayor contribución para impulsar las inversiones entre los propios Estados miembros y aportar la ayuda técnica para incrementar las oportunidades de inversión participativa, financiar y garantizar los proyectos del sector privado así como realizar los proyectos de desarrollo en un marco de asociación entre los sectores público y privado.

Por otra parte, el Soberano registró con total satisfacción el papel que asume el grupo del BID como institución de desarrollo pionera, fomentando la cooperación y la solidaridad entre los Estados islámicos, especialmente con los africanos.

“En este sentido, Marruecos vela constantemente por poner sus competencias humanas y las experiencias que tiene acumuladas en los diferentes ámbitos, en asociación con el grupo bancario y en el marco de la cooperación triangular, al servicio de los países africanos, con vistas a potenciar sus capacidades de desarrollo. Efectivamente, convencidos estamos de que nuestro desarrollo, tanto como nuestro progreso, no pueden concebirse separadamente de nuestros hermanos en el continente africano”, subrayó el Soberano.

Show More

Related Articles

Close
Close