Actividad realFeatured

SM el Rey, Amir Al Muminin, preside en Rabat la octava charla religiosa del mes sagrado del Ramadán

Rabat  – map 

Su Majestad el Rey Mohammed VI, Amir Al Muminin, acompañado de SAR el Príncipe Heredero Moulay El Hassan y de SAR el Príncipe Moulay Rachid, presidió, ayer lunes en el palacio real de Rabat, la octava charla del ciclo de charlas religiosas organizadas con ocasión del mes sagrado del Ramadán.

Esta charla fue animada por el profesor Hassan Azzouzi, presidente del Consejo Local de Ulemas de la provincia de Moulay Yacoub, sobre el tema +La cooperación entre el Reino de Marruecos y los países africanos en el ámbito de la protección contra el pensamiento extremista y el terrorismo+ a la luz del versículo coránico +colaborad en fomentar la virtud y la consciencia de Dios, y no colaboréis en fomentar la maldad y la enemistad; y manteneos conscientes de Dios: ¡pues, ciertamente, Dios es severo castigando!+.   
El conferenciante pasó revista a las constantes religiosas comunes entre Marruecos y África, las cuales constituyeron un baluarte contra el extremismo a lo largo de los siglos.
Se trata, según él, de la doctrina achaari, el rito malikí y el sufismo como comportamiento espiritual, lo que demuestra que la cooperación entre ambas partes no data de hoy, aunque afronta retos.
En cuanto a la doctrina achaari, subrayó que tiene, hoy en día, una suma importancia, especialmente desde el punto de vista político, ya que se basa en el principio de que no se debe acusar de Takfir (apostasía) al musulmán que crea en dios y acepte el mensaje de su profeta, por mal que sea su conducta tanto para con el otro como hacia Alá.
A su vez, el rito malikí reviste igualmente una importancia política hoy en día, por su rica metodología de interpretar el texto religioso, cosa imprescindible para el Iytihad (esfuerzo para realizar una nueva interpretación) y la importancia que confiere al interés público.
Sobre la tercera constante, a saber el sufismo, consideró que su versión marroquí africana se caracteriza por su naturaleza moral y práctica y su capacidad de movilizar a los pueblos.
Después de esta charla, Su Majestad el Rey fue saludado por varias personalidades islámicas extranjeras.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page