Actividad realFeaturedFin de Trayecto

SM el Rey dirige un mensaje al coloquio “Jeque Zayed y su papel en la edificación de las relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos y Marruecos”

Rabat  -Map  

Su Majestad el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en el coloquio “Jeque Zayed y su papel en la edificación de las relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos y Marruecos”, cuyos trabajos comenzaron hoy martes en Rabat.

SM el Rey dirige un mensaje al coloquio Jeque Zayed y su papel en la edificación de las relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos y Marruecos
He aquí el texto íntegro del mensaje Real, cuya lectura fue dada por SAR el Príncipe Moulay Rachid en la Academia Real del Reino de Marruecos:
 “Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor enviado de Dios, su familia y compañeros.
Señoras y Señores,
Con mucha felicidad Nos dirigirnos a Ustedes con ocasión de la inauguración de este coloquio, celebrado bajo Nuestro Alto Patrocinio, en cooperación con la Embajada del Estado de los Emiratos Árabes Unidos y la Academia del Reino de Marruecos, para conmemorar el primer centenario del nacimiento de llorado Emir, Su Alteza el Jeque Zayed Ben Sultán Al Nahyan, Presidente Fundador del Estado de los Emiratos Árabes Unidos hermanos.
Así pues, Nos complace expresarles Nuestra profunda consideración por esta iniciativa de honrar el aniversario de este gran Dirigente árabe.
Efectivamente, gracias a la prudencia y perspicacia que le engalanaban, pudo contribuir al arraigo de los vínculos fraternales entre Marruecos y los Emiratos Árabes Unidos, así como al fortalecimiento de la unidad y solidaridad entre los países árabes.
Es realmente una efemérides digna de ser inmortalizada por los países hermanos de Marruecos y los Emiratos, dadas las relaciones históricas que les unen, y cuyos cimientos fueron asentados por Nuestro llorado padre, Su Majestad el Rey Hassan II, Dios le tenga en su Santa Gloria, y Su Alteza el Jeque Zayed Ben Sultán Al Nahyan, Dios le tenga en su Misericordia.
Esto mismo manifestó nuestro llorado padre al decir: “Cada vez que me propongo describir las relaciones entre el pueblo marroquí y el pueblo de los Emiratos Árabes, no me cabe sino afirmar que son unas relaciones a las que no encuentro mejor calificativo, en los diccionarios, que el de relaciones fraternales y humanas. En efecto, son unas relaciones de dos gemelos únicamente alejados por la distancia geográfica”.
Marruecos, con su Soberano y su pueblo, guardan los más sinceros sentimientos de consideración a este insigne Dirigente y a su honorable familia principesca, que siempre ha permanecido fiel a los vínculos fraternales y de fidelidad que la unen tanto a Nuestra Casa Real como a Marruecos.
Señoras y Señores,
Desde su profunda fe en la unidad de destino y en la indispensable solidaridad entre los países árabes, los Dirigentes de ambos países obraron, sincera y lealmente, por disponer las condiciones de una acción bilateral árabe común, con miras a relevar los desafíos que se plantean a nuestros pueblos.
En este sentido, Su Alteza el Jeque Zayed, Dios tenga en Su Santa Gloria, construyó el Estado de los Emiratos Árabes Unidos, haciendo que el concepto de unidad, se convierta en “realidad”, cuando sólo era un “sueño”, con todo cuanto ello implicó como desarrollo y prosperidad.
Por otra parte, y con total efectividad, participó en la creación del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.
En esa misma época, Nuestro Augusto Padre, Su Majestad el Rey Hassan II, Dios le tenga en su Misericordia, obraba por realizar la Unión magrebí, en tanto que opción estratégica y de reivindicación popular, para la realización del desarrollo global, la complementariedad y la integración.
He aquí el mejor reflejo de la prudencia y perspicacia que les distinguían, permanentemente fieles a la unidad, a la legalidad y al diálogo, en el seno del compromiso con la defensa de las justas causas árabes e islámicas.
Señoras y Señores,
El mantenimiento de la acción común para afianzar estas modélicas relaciones, actualmente constituye la mejor expresión de fidelidad al compromiso que unía al Jeque Zayed y al Rey Hassan II, Dios acoja a ambos en Su Santa Gloria.
Es igualmente una ocasión para reiterar a mi Honorable Hermano, Su Alteza el Jeque Jalifa Ben Zayed Al Nahyan, Presidente del Estado de los Emiratos Árabes Unidos, así como a mi Querido Hermano, Su Alteza el Jeque Mohammed Ben Zayed Al Nahyan, mi fuerte empeño de continuar por la misma senda, en beneficio e interés de nuestros dos pueblos hermanos.
Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh”.
Show More

Related Articles

Close
Close