Uncategorized

SM el Rey: la inversión en los elementos inmateriales del desarrollo humano constituye la base fundamental para la construcción del Marruecos del futuro

Desarrollo humano

Skhirat – Map

Su Majestad el Rey Mohammed VI subrayó que la inversión en los elementos inmateriales del desarrollo humano constituye la base fundamental para la construcción del Marruecos del futuro.

Como bien sabéis, la inversión en los elementos inmateriales del desarrollo humano, entre los cuales figura la primera infancia como uno de sus ejes básicos, constituye el verdadero punto de partida y la base fundamental para la construcción del Marruecos del futuro”, precisó SM el Rey en un mensaje dirigido a los participantes en la Primera Sesión del Coloquio Nacional para el Desarrollo Humano, inaugurada el jueves en Skhirat, bajo el lema “La primera infancia: un compromiso con el futuro”.

Esta acción constituye “uno de los retos reales que queremos ganar, a fin de abrir horizontes prometedores y facilitar nuevas oportunidades a las nuevas generaciones”, agregó el Soberano en este mensaje, que fue leído por el ministro del Interior, Abdelouafi Laftit.

Marruecos ha desplegado enormes esfuerzos para atender a la primera infancia, reduciendo la tasa de mortandad entre mujeres embarazadas y niños, y el déficit de crecimiento, así como mejorando la alimentación, el acceso a la enseñanza preescolar y a los servicios sanitarios para esta franja de la población, afirmó el Soberano, indicando que, sin embargo, “la realidad es diferente porque se sigue registrando un palpable déficit en tal dominio, a causa de la carencia de coordinación en la preparación de las políticas públicas, así como una ausencia de coincidencias y armonía en las intervenciones”.

“Hecho éste que no hace sino acentuar la gravedad de las disparidades espaciales, económicas y sociales”, estimó SM el Rey.

Con el fin de hacer frente a esta “situación crónica”, la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, por el carácter de horizontalidad de sus intervenciones y por el papel de palanca principal que desempeña en el desarrollo social, se considera como un modelo digno de ser seguido para unificar los distintos esfuerzos y reforzar los mecanismos del proceso asociativo a escala territorial, coordinando las políticas públicas en el marco de una estrategia bien escalonada y polifacética, en la que lo económico, social, educativo y cultural se complementan, destacó el Soberano.

En este sentido, prosiguió SM el Rey, la seria implementación práctica del programa relativo a la primera infancia, considerada como etapa bisagra en la vida del individuo, permite hacer frente a los distintos factores causantes de la disparidad, siempre y cuando se enfoque de modo preciso sobre los sectores concernidos, procedentes de los medios pobres y necesitados.

El Soberano dijo estar convencido de “la importancia que reviste la nueva concepción de la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, que hace de la inversión en los aspectos inmateriales del capital humano”.

Gracias a esta Iniciativa, la inversión en el capital humano constituye “una prioridad absoluta, al erigirse en punto de partida de la reforma y base para edificar el futuro, debe generalizarse tal orientación en la materialización y aplicación de las políticas públicas sociales, a fin de alcanzar soluciones eficaces a los verdaderos problemas de la población, escogiendo las mejores opciones e ideando las vías más óptimas que permitan superar los escollos del desarrollo humano global”, aseguró SM el Rey.

De modo especial, SM el Rey puso de relieve “la necesidad de mejorar el sistema sanitario, otorgando mayor importancia a la salud de la madre y del niño, de la manera que garantice el acceso justo y equitativo a los servicios sociales”. “Se ha de disponer, igualmente, una oferta homogénea en materia de enseñanza preescolar, obrando por su generalización, particularmente en el ámbito rural, a fin de combatir el fracaso escolar”, prosiguió el Soberano.

El Soberano insistió, asimismo, en la necesidad de organizar campañas de sensibilización destinadas a las personas concernidas por esta cuestión, para que se tome conciencia de las repercusiones positivas que ello puede tener sobre el niño, la familia y la sociedad, agregando que todo ello debe estar en armonía con las orientaciones contenidas en el Mensaje Real, destinado a los participantes en la Jornada nacional sobre la enseñanza preescolar.

Tras subrayar la importancia de que los debates y análisis de este foro abarquen los aspectos relativos a la gobernanza, financiación y formación, “con miras a mejorar la calidad de las prestaciones, estimular el espíritu de iniciativa y creatividad y concienciar a las categorías concernidas”, el Soberado señaló que se trata de “elementos fundamentales para realizar con éxito esta nueva orientación social, que hace del desarrollo de los aspectos inmateriales una opción indispensable, para ganar la apuesta de esta decisiva etapa del desarrollo del individuo y garantizar su apertura hacia los horizontes futuros, en un marco de equilibrio, justicia y equidad, lejos de todos los obstáculos que la pobreza y la exclusión social pueden plantear”.

Show More

Related Articles

Close
Close