Actividad realFeatured

SM el Rey llama a la adopción de una hoja de ruta para mejorar la calidad de vida en los países musulmanes

Hoja de ruta

Rabat – Map

Su Majestad el Rey Mohammed VI llamó, el jueves, a la adopción de una hoja de ruta nueva para aprovechar los recursos humanos y las riquezas naturales de los países musulmanes con el fin de favorecer una mejora significativa de la calidad de vida en los países miembros de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI).

 

Ello requiere concebir una nueva orientación para los enfoques de desarrollo que han de ser adoptados, tomando en consideración las especificidades y condicionantes del orden económico mundial, aprovechando las experiencias exitosas que apostaron fundamentalmente por la habilitación y desarrollo del elemento humano”, afirmó el Soberano en un mensaje dirigido a los participantes en la ceremonia conmemorativa del cincuentenario de la creación de la OCI, organizada en Rabat.

El objetivo final, explicó el Soberano, consiste en lograr el progreso deseado y sentar las bases de un desarrollo civilizatorio con vocación económica, social y medioambiental.

Asimismo, Su Majestad elogió todas las iniciativas destinadas a desarrollar los agrupamientos económicos con el objetivo de crear una zona de libre cambio dentro del espacio islámico, “zócalo que ha de impulsar el desarrollo global y sostenible, basado en el elemento humano”.

Por otra parte, el Soberano indicó que el 50º aniversario de la creación de la OCI tiene lugar en el marco de una coyuntura sensible y sumamente compleja, dominada por las crisis que aparecieron en algunos países miembros de la Organización.

Con fuertes repercusiones a nivel regional, esta situación aumentó las fracturas y sectarismos y agravó el extremismo y el terrorismo, subrayó SM el Rey, quien aprovechó la ocasión de este aniversario para insistir en la necesidad de tratar las causas y factores que condujeron a esta situación, que presagia múltiples peligros.

Esta situación exige la adopción de herramientas para proteger a la OCI contra los riesgos de fragmentación y división, precisó el Soberano, quien destacó también la necesidad de “hacer frente a los intentos de determinadas partes que buscan aprovechar esta crítica situación para avivar los separatismos o rediseñar el mapa de nuestro mundo islámico, sobre bases que hacen caso omiso de las realidades históricas e identitarias, entrometiéndose en los destinos de las naciones y amenazando la seguridad y estabilidad internacionales”.

Para superar esta sensible coyuntura, Su Majestad el Rey subrayó la necesidad de establecer un diagnóstico preciso y objetivo de la situación en el mundo islámico, que debería ser evaluada de manera neutra y profunda.

Con este fin, se deben establecer e implementar “estrategias y programas de desarrollo más apropiados, tomando totalmente en consideración las especificidades nacionales y fundándose sobre la solidaridad y cooperación que la Carta de la organización toma como bases “, resaltó el Soberano.

En este contexto, Su Majestad el Rey preconizó la intensificación de la cooperación Sur-Sur para mejorar las capacidades productivas de los países musulmanes y reforzar sus economías, e instó a los Estados miembros a participar activamente en la toma de decisiones políticas y económicas internacionales, con vistas a defender mejor los intereses de la región islámica.

Su Majestad el Rey dirigió igualmente una invitación apremiante para llevar a cabo una lectura prospectiva del futuro y establecer estrategias y planes idóneos para las generaciones venideras, a fin de poder relevar los enormes desafíos que nos esperan. 

Refiriéndose a la cuestión palestina, el Soberano, Presidente del Comité Al Qods, reiteró el compromiso constante de Marruecos de defender a Al Qods Asharif y Palestina, y expresó su sólida convicción de que la paz en el Oriente Medio pasa inexorablemente por el establecimiento del Estado Palestino independiente, sobre las fronteras de 1967, con su capital en Al Qods Oriental.

En este sentido, Su Majestad el Rey exhortó a la comunidad internacional “a participar de manera seria en la concepción de una nueva hoja de ruta que haga posible la aplicación de las resoluciones de la legalidad internacional y los acuerdos de paz contraídos en la materia, hallando soluciones prácticas a la crítica situación que prevalece en la región “.

Por otra parte, Su Majestad el Rey destacó los proyectos concretos llevados a cabo por la agencia Bayt Mal Al Qods Asharif para apoyar la resistencia de los habitantes de Al Qods contra las políticas de judaización sistemática destinadas a modificar el estatuto legal, histórico y demográfico de la Ciudad Santa.

“Hemos procurado estar atentos a las prioridades de los ciudadanos de Al Qods y a sus renovadas necesidades “, subrayó el Soberano.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer