Sobre Marruecos y prensa española Solo Marruecos, ni Argelia ni Túnez  ni nadie… Objetividad de pandereta

0
El letrado Saad Sahli es abogado en el Colegio de abogados de Rabat

 

Señalaré de antemano que hoy aquí en Marruecos y en muchos otros países musulmanes es Eid Al Fitr o Fiesta de ruptura del ayuno.

Un día en que nuestra religión musulmana nos aconseja marcar una pausa en  nuestras debilidades, reconciliándonos y no pronunciar más que el bien. Hasta el rey acuerda su gracia con esta feliz ocasión.
No obstante, he visto que sobre la cacareada prensa española y su “objetividad” cuando trata temas de Marruecos y nunca de Argelia, Túnez u otro país magrebí, árabe o musulmán, tanto que se han “formado” “expertos” y “especialistas” aun hay quien confunde la velocidad y el tocino.
Ni en Marruecos ni menos aun en España con su ley Mordaza y su Ley de seguridad ciudadana ni en ninguna parte del mundo existe una objetividad absoluta. En unos más o menos que otros.
Ahora bien, en el concreto caso de la tensión en Al Huceima y en el Rif no fue la prensa marroquí ni pakistaní la que falseo imágenes de videos, recurriendo incluso a imágenes de torturados sirios y de manifestaciones nocturnas en Bahréin.
La prensa marroquí es, quizás, ingenua y hasta subdesarrollada. Normal pero no, como la española o parte de ella, impostura y por el mejor impostor.
Respecto a España, los pocos marroquíes que escriben en español o sobre España se limitan a una legítima defensa para calificarlo con un término jurídico y judicial. No tenemos ni pretendemos tener especialistas de cuestiones españolas no expertos en ellas.
Pero, como es mi preciso caso que no soy periodista, sino jurista (abogado) me limito a observar y a preguntar:
¿Quién ha informado mejor sobre Al Huceima? ¿En base a qué criterios? La objetividad no solo es responsabilidad del periodista o del escritor, sino también y sobre todo del lector.
En este sentido me quedo con el comentario de Si Ahmed Raissouni sobre el tema:
Los españoles padecen el síndrome de uno de los graves pecados capitales, llamados pecados capitales del español por muchos autores célebres españoles. Este capital es el de la envidia y el de los celos. Y esto ocurre primero entre españoles hermanos, vecinos, amigos…pueblos, regiones, ciudades… y en extensión hacia extranjeros, Francia, Portugal, y sobre todo Marruecos. El español es siempre tu buen amigo mientras se siente superior a ti, pero se convierte en tu enemigo acérrimo si nota que empiezas a superarlo en algo”.
¿Siguen Ustedes mi dedo…?