FeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

  Tercera edad: Los que no conocen reposo

 

Contaba a una amiga española una conmovedora imagen que se me ha quedado incrustada en la memoria desde ayer.

Un anciano de 83 años, enfermo y, aparentemente, desgastado po los avatares de la vida, preguntaba por la dirección de “donde dan certificado de residencia”.

  • En muchos países, existe un servicio social dentro de la seguridad social o del ministerio de tutela que se encarga de estos casos, facilitando a esta categoría de ciudadanos la obtención de lo que necesitan de las administraciones publicas

Ana, que es como se llama mi amiga me ha añadido una preocupación a las mías: ¿Cuánto costaría un servicio en el ministerio marroquí de empleo? O más exactamente ¿Qué es lo que costaría a este Estado dar un gramo más de importancia a sus jubilados, objeto de un olvido y negligencia atroces?

Se ha dicho más de una vez: el país que no considera a sus ancianos y jubilados es un país sin memoria del que no se puede ni se debe esperar gran cosa.

Afficher plus

Articles similaires

51 Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page