FeaturedLas Cosas lo que son

Terrorismo “confesional” e islamofobia: Las dos caras de la misma moneda

 

No hay casi nadie que se atreviese a negar la agonía de Daesh en Irak y en Siria… y con él, el grueso de la actividad terrorista en estos dos países y en el mundo.

Los países bien preparados para combatir este flagelo terrorista han tomado nota y se han movilizado para contrarrestar todo coletazo.
Otros no. Entre ellos España, expuesta por mil razones y no justamente por sus musulmanes, sino por sus carencias y errores en su trato de la cuestión migratoria, por sus diferencias autonomistas y sus, nefastas consecuencias, entre otras la no inter-cooperación y por su errónea concepción de la responsabilidad moral, intelectual y religiosa de esta lacra terrorista en su territorio.
A parte los reproches, no hay mal que por bien no venga: se ha lamentado vidas de inocentes e indefensos seres humanos (de diferentes nacionalidades y de diferentes credos), se ha rozado el caos y se ha expuesto a una injusticia atroz a pesar de la generosidaed y los esfuerzos de comprensión.
Pero, simultáneamente, se ha descubierto que desde hace meses las acciones terroristas han tomado una muy ilustrativa dimensión rudimentaria: cuchillos, navajas, furgonetas etc.
¿Se ha acabado la era de los explosivos y de multitudinarias victimas?
En Londres, en Bruselas o en Barcelona los mismos “métodos aficionados” lo que explica que la lacra terrorista está agonizando.
No obstante, en frente de la agonía del terrorismo  crece y se afianza el racismo, la xenofobia y la islamofobia y por i esto resulte poco ha venido a sumarse a estos términos la afro fobia en Estados Unidos.
Mucho me temo que esto sea una amenazante prolongación del llamado terrorismo confesional. Y con esto no va a ser fácil luchar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close